Salud Bienestar

El Omeprazol ni protege el estómago ni es digestivo: los riesgos "graves" de tomarlo a diario y lo que dice la ciencia

Foto: EFE.

Según datos del informe monográfico de la Prestación Farmacéutica en el Sistema Nacional de Salud de 2022, el Omeprazol es el principio activo de mayor consumo en España (49,7 millones de envases). Cifras que lo posicionan como uno de los fármacos que más nos acompañan en nuestras vidas, aunque su verdadero uso no está del todo claro por la ciudadanía y si no se administra debidamente, a lo largo del tiempo, nos podría generar efectos secundarios "graves" como migraña, demencia, cáncer gástrico e incluso, infarto, según varios estudios que pasamos a revisar a continuación.

El Omeprazol está indicado para el tratamiento de esofagitis por reflujo, ardor y regurgitación ácida. Por esta razón, lo solemos usar como "protector de estómago" o como "digestivo". La realidad, sin embargo, es que esas no son sus funciones principales y su prolongado consumo, sin un correcto control y sin prescripción médica, puede traer "consecuencias graves", pese a ser un medicamento aprobado y seguro.

Los efectos secundarios de un consumo prolongado

Existen varios estudios que evidencian los efectos que puede causar este medicamento si no se administra de forma correcta. Uno de ellos, realizado por un conjunto de universidades de Londres y Hong Kong y publicado en la revista British Journal of Medicine (BMJ), revela que el uso a diario del Omeprazol tiene hasta cuatro veces más de riesgo de padecer cáncer gástrico que quienes lo toman una vez a la semana.

Otra investigación publicada en Drugs and Aging, concluye que el consumo crónico de Omeprazol aumenta el riesgo de mortalidad hasta en un 24%, el de infarto de miocardio en un 36% y el de ictus en un 14%, durante una media de seis años.

Riesgos neurológicos

En cuanto a los riesgos a nivel neurológico, un estudio publicado en Neurology ha revelado una preocupante asociación entre el uso prolongado del Omeprazol y un mayor riesgo de desarrollar demencia.

Los investigadores de la Universidad de Minnesota analizaron una muestra de 5.712 participantes a quienes se les hizo un seguimiento desde 1980. Los expertos evaluaron el uso del Omeprazol en este grupo durante más de 5 años y observaron que aquellos que consumieron el fármaco durante más de 4,4 años tenían un "riesgo significativamente mayor de desarrollar demencia, entre un 33% y un 42% más alto. Fueron reportados un total de 585 casos con demencia".

Relación con la migraña

En esta línea, aquellos que toman Omeprazol podrían estar aumentando el riesgo de padecer fuertes dolores de cabeza. Así lo evidencia un estudio publicado en Neurology Clinical Practice, en el que advierten sobre un posible vínculo entre los fármacos que utilizamos de forma habitual para reducir el reflujo estomacal y la aparición de migraña.

"En 11,818 adultos estudiados, el uso de terapia de supresión de ácido se asoció con mayores probabilidades de migraña o dolor de cabeza intenso para todos los tipos de terapia de supresión de ácido y el uso de cualquier tipo, en comparación con aquellos que no usaron este tipo de fármacos", concluye el estudio.

El punto en común de los expertos

Si bien la ciencia está alerta y preocupada por el alto nivel de consumo de este fármaco, pero, sobre todo por su falta de conocimiento, la mayoría de los autores de los estudios señalados anteriormente coinciden en que se necesitan más investigaciones para comprender cómo el uso prolongado de los inhibidores de la bomba de protones (IBP) u Omeprazol, puede afectar el desarrollo de varias patologías.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud