Salud Bienestar

Los problemas de salud más comunes a partir de los 50 años

Médico hablando con un paciente en una consulta. Firma: iStock

Los años no perdonan y aunque la edad cronológica a veces no coincide con la biológica, haciendo que cada persona envejezca de forma diferente, cuando se superan los 50 hay que cuidar más que nunca la salud y los hábitos de uno mismo. A partir de esa edad, los cambios naturales en el cuerpo empiezan a ser evidentes, pudiendo aparecer problemas de salud, por lo que los expertos recomiendan prestar más atención y vigilar.

Estando pendientes de las señales que manden el organismo, también se deben hacer revisiones médicas periódicas. Para saber dónde poner más el foco, estas son los problemas de salud más comunes.

Hipertensión

Al año mueren 8,5 millones de personas relacionadas con este problema de salud y lo padecen 1.280 millones. Por lo que los expertos aconsejan controlar la tensión arterial con más precaución a partir de los 50 años. Esto se debe a que con la edad, las arterias se vuelven menos elásticas y presión en ellas aumenta. Esta enfermedad se puede tardar años en detectar y causa en el organismo problemas cardíacos, accidentes cerebrovasculares, pudiendo afectar los riñones y pulmones. El peso y el estrés afectan negativamente a tener más riesgo a padecerla.

Colesterol alto

Unos altos niveles de colesterol suponen un peligro al favorecer a las enfermedades cardíacas. Se deben hacer revisiones y chequeos médicos, seguir una dieta equilibrada y hacer ejercicio.

Diabetes

Cada vez hay más personas que tienen diabetes. A medida que se cumplen años, más probabilidades de padecerla. Para ello, hay que cuidar los niveles de azúcar en sangre.

Artritis

Las molestias con esta enfermedad comienzan a partir de los 50 años. Esta supone la hinchazón y la sensibilidad de las articulaciones provocando rigidez y dolor.

Osteoporosis

Esta enfermedad crónica y degenerativa afecta a la densidad de los huesos es más común a los 70 años pero se puede vigilar a partir de los 50. Quienes la padecen, sufren una disminución de la masa ósea, haciendo que los huesos se debiliten y se vuelvan porosos, frágiles y más propensos a la fractura. El problema es que no presenta síntomas y puede que uno se entere cuando sufra una fractura.

Insomnio

Con el paso de los años, las dificultades para dormir aumentan e incluso despertarse durante la noche o levantarse antes de lo normal por las mañanas. Esto pueden ser síntomas de padecer insomnio y en España son más de cuatro millones de adultos los que tienen insomnio crónico, según la Sociedad Española de Neurología. También hay que considerar a las personas con problemas para dormir de vez en cuando.

Cáncer

Con la acumulación de años es mayor el riesgo para el cáncer por lo que hay que mantenerse al día con exámenes rutinarios de detección a partir de los 50 años. Precisamente, en la franja de 50-59 años cuando los índices alcanzan sus cifras más elevadas, más de la mitad de los fallecimientos se deben a un cáncer. Los más recurrentes son los de bronquios y pulmón. En el caso de las mujeres deben vigilar el cáncer de mama y los hombres el de próstata. Y en el caso de colon, se recomienda a hacer en ambos géneros.

Ansiedad y depresión

Esto puede aparecer a cualquier edad pero con la edad se tienden a acumular más problemas con el trabajo, los hijos o incluso padres mayores. Todo esto causa estrés, afectando a la salud mental y de manera colateral a la salud física. Según la CDC, el 20% de las personas mayores de 55 años experimentan algún tipo de problema de salud mental.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud