Salud Bienestar

Qué es el neuroma de Morton, la dolencia por la que la reina Letizia tuvo que sentarse en el besamanos de Ámsterdam

Pie tras una intervención quirúrgica por un neuroma de Morton. / Foto: iStock

La reina Letizia ha protagonizado unas llamativas imágenes durante el besamanos de Ámsterdam, que ha tenido lugar durante la visita de los reyes a Países Bajos, justo antes de la cena de gala que los reyes Guillermo y Máxima han organizado en honor a los monarcas españoles, en el que Letizia ha tenido que permanecer sentada en un taburete.

Así, mientras su marido y sus anfitriones han recibido a los invitados de pie -como marca el protocolo- la madre de la princesa Leonor lo ha hecho sentada en un taburete alto, lo que ha hecho que todas las miradas estuviesen puestas en su Majestad, activando todas las alarmas acerca de qué le pasaría a Doña Letizia, tal y como recoge Chance, de Europa Press.

La explicación está en el neuroma de Morton que le fue diagnosticado en los pies, concretamente en el izquierdo, en junio de 2022, y del que habría sufrido una recaída durante su visita a Holanda. Se trata de una dolorosa enfermedad que se suma a la metatarsalgia crónica que sufre la reina en la planta del pie y que le impide estar mucho de pie.

Qué es el neuroma de Morton

El neuroma de Morton es una dolencia que se produce en la zona del metatarso, a raíz del engrosamiento del tejido que rodea los nervios de los dedos de los pies. Además, suele darse entre el tercer y cuarto dedo del pie, aunque puede llegar a la planta, y afecta más a las mujeres que a los hombres, lo que puede estar relacionado con el uso de tacón alto y estrecho.

Entre los síntomas que tienen las personas que padecen neuroma de Morton se encuentran los siguientes:

  • Dolores agudos
  • Ardor
  • Picazón
  • Entumecimiento de la zona afectada

Estos síntomas hacen que las personas que sufren neuroma de Morton no puedan mantenerse mucho rato en pie, lo que les causa esos dolores intensos y el entumecimiento del pie afectado, afectando, incluso, a la realización de tareas de la vida cotidiana.
El tratamiento contra el neuroma de Morton pasa, en primer lugar, por el uso de calzado cómodo, reducir los tiempos en los que se está de pie y aplicar hielo o algún tipo de crema antiinflamatoria.

También existen ciertos tratamientos no invasivos, como el uso de radiofrecuencia, infiltraciones o inyecciones de cortisona para que la persona que lo padece no vea limitado su día a día por dicha dolencia. Y en último término, una intervención quirúrgica que haría desaparecer los síntomas y que por el momento Doña Letizia habría descartado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud