Retail

Grupo Peralada estrena una bodega icónica de 40 millones y prepara cuatro más

  • Incide en la excelencia del vino, la arquitectura, la sostenibilidad y el enoturismo
  • Aspira a elevar el prestigio internacional de la DO Empordà al nivel de la Toscana
  • Las próximas bodegas se plantean en Girona, Tarragona, Ribera del Duero y Galicia
Eugeni Llos, Javier Suqué, Javier Aranda (RCR) y Delfí Sanahuja. Fotos: EE y Luis Moreno.

Perelada Vins i Caves ha inaugurado una bodega icónica para sus caldos de la DO Empordà en la que ha invertido más de 40 millones de euros con el objetivo de mejorar la calidad de sus vinos y elevar el prestigio nacional e internacional de esta denominación de origen, que actualmente se vende en un 70% en el área de Girona.

El proyecto, que se empezó a gestar hace casi 20 años y se ha convertido en realidad tras tres años de obras de la mano del despacho de arquitectos RCR de Olot (Premio Pritzker en 2017) y con inversión de fondos propios, pretende ser un referente en excelencia de sus vinos, arquitectura, sostenibilidad (es la primera bodega europea con el sello Leed Gold) y enoturismo.

Pero los planes del Grupo Peralada van más allá, y ya trabajan para levantar cuatro bodegas más: una nueva para los vinos de aguja con la que incrementar un 50% la producción hasta seis millones de botellas anuales para 2024 con una inversión de 20 millones en Vilamalla (Girona); otra pequeña para vinos de alta gama y enoturismo en el Priorat (Tarragona) a través de la rehabilitación de una residencia de verano de los cartujos de Scala Dei que es propiedad del grupo, y dos más en la Ribera del Duero (donde el grupo ya tiene una finca de 40 hectáreas) y en otra DO relevante como Galicia, aunque estos planes están todavía en fase incipiente.

Según el presidente del grupo de la familia Suqué Mateu, Javier Suqué: "Queremos ser referente en el mercado como oferta de vinos españoles potentes".

Javier Suqué: "Queremos ser referente en el mercado como oferta de vinos españoles potentes"

Las diversas bodegas actuales del grupo en seis denominaciones de origen españolas facturan unos 60 millones de euros anuales, de los que un tercio corresponden a los vinos Perelada, dentro de los cuales, la mitad de la producción corresponde a gamas medias y altas de más de 10 euros de precio de venta por botella, pero este peso se quiere elevar a través del crecimiento en las gamas altas.

La nueva bodega

La bodega para los blancos, tintos y rosados de la DO Empordà, ubicada en los terrenos de una antigua granja junto al Castillo de Peralada, se puso en marcha con la vendimia de 2020, con lo que sus primeros vinos de media y alta gama saldrán al mercado en dos o tres años, incluyendo uno con motivo del centenario del Grupo Peralada, en 2023.

Asimismo, se abrirá al enoturismo a finales de junio, pero sin voluntad de visitas masivas, limitando los grupos a 15 personas para hacer un recorrido muy cuidado de una hora y media que incluye cata final.

El objetivo a medio plazo es atraer a unos 20.000 visitantes anuales, explica el director de la bodega y del complejo de Peralada, Eugeni Llos, con la voluntad de contribuir a desestacionalizar el turismo y a crear sinergias entre la bodega y el resto de instalaciones del grupo en la zona: el castillo-casino-museo, el hotel de cinco estrellas, el restaurante con estrella Michelín del chef Paco Pérez y el campo de golf, entre otros. "Tenemos una oferta única por la suma de todas sus partes, y queremos pasar de una estancia media actual de 1,7 días a más de dos", detalla a elEconomista.

"Este proyecto es una apuesta de toda una familia como legado para la siguiente generación y para el territorio. Queremos hacer mejores vinos para que el negocio vaya mejor: la bodega y todo lo que tiene alrededor. Cierra el círculo que teníamos en Peralada, rompiendo la estacionalidad del turismo", resume Suqué.

Respecto a los planes de futuro, Llos comenta que están buscando oportunidades para desembarcar en Galicia "sin prisas pero sin pausa", y que para Ribera del Duero están analizando si comienzan desde cero o compran una instalación existente, además de sumar hectáreas de cultivo.

La última operación de adquisición relevante del grupo fue hace cinco años, cuando se hicieron con tres bodegas (Chivite, Viña Salceda y Gran Feudo) y la distribución para España del champagne Taittinger.

Exportaciones y precios

La apuesta de los vinos Perelada por la calidad (con una elaboración en la nueva bodega que minimiza la manipulación de la uva y con evolución de los cultivos hacia la certificación ecológica) se quiere reflejar en un aumento de las exportaciones y los precios, elevando el prestigio de la DO Empordà a niveles de otros parajes internacionales como la Toscana, ejemplifica el enólogo de la compañía, Delfí Sanahuja.

Actualmente, los vinos Perelada registran unas ventas de unos 1,9 millones de botellas anuales, casi el 30% respecto a los seis millones de botellas de la D.O. Empordà, pero solo se exporta un 20%, mientras que más de la mitad de la producción de cava del grupo se vende fuera, objetivo al que aspiran para los vinos.

La capacidad productiva ya la tienen, ya que la nueva bodega permite producir hasta 2,5 millones de botellas anuales en unas instalaciones de 16.000 metros cuadrados casi invisibles ya que se integran en el desnivel del terreno. A la vista solo queda el edificio de la antigua granja de 1941, con 2.000 metros cuadrados más, que acoge un pequeño auditorio, una tienda, dos salas de catas acristaladas, un enogastrobar y un jardín de plantas aromáticas. Sin olvidar el viñedo ubicado a la entrada.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.