Retail

Ebro Foods alerta de que la inflación se recrudece y le costará 234 millones este año

  • La propietaria de las marcas SOS y Brillante factura un 24%más
  • Alerta de nuevo de la subida de los fletes marítimos

Ebro Foods, el gigante alimentario propietario de marcas de arroz como SOS o Brillante, alcanzó un importe neto de la cifra de negocio de 725,8 millones, un 23,9% más que en el primer trimestre de 2021, "impulsado por el buen comportamiento de los productos de alto valor añadido y una cadena de suministro sólida y bien diversificada", según la compañía.

La empresa destaca que la inflación, lejos de aminorarse respecto al 2021, se ha recrudecido por los nuevos desafíos surgidos tras la invasión rusa de Ucrania.Y aunque no tiene ningún tipo de actividad en la región, la empresa admite que "los efectos colaterales están siendo muy importantes y estamos incurriendo en sobrecostes extraordinarios como consecuencia dnuevas olas de inflación en materias primas y auxiliares, transporte, energía y costes laborales, y la huelga de transporte en España por el encarecimiento del combustible".

Inflación de costes

Ebro mantiene que "nuestra última valoración sitúa la inflación de costes para este ejercicio en 234,4 millones, que se unen a la inflación ya soportada durante 2020 y 2021".

En el primer trimestre, el beneficio neto se ha reducido un 21,4%, hasta 41,5 millones, frente a los 52,8 millones de los tres primeros meses del ejercicio anterior, ya que este importe incluía el ingreso extraordinario de la venta de los negocios de pasta seca en Norteamérica. Si excluimos de la comparativa la contribución de los negocios vendidos en 2021 (Panzani, Catelli y negocio de pasta seca estadounidense), el beneficio crecería un 14,5%. La deuda neta se sitúa asimismo en 555,1 millones, 50 millones más que a cierre del ejercicio 2021.

Ebro explica que "la situación climática en España y otros países está provocando un mercado de precios fuertes ante las perspectivas de reducción de la superficie cultivada de arroz, siembras anticipadas inferiores y factores de competencia con otros cereales". Ante esta compleja situación, "hemos aprovechado nuestra diversificada estructura de aprovisionamiento global para realizar importantes compras, en las que hemos tenido que asumir también el altísimo coste los fletes marítimos".

En lo que respecta a las marcas, han evolucionado favorablemente en ambos negocios (europeo y norteamericano), siendo especialmente reseñable el crecimiento a doble dígito de Riviana, impulsado las inversiones industriales realizadas en los últimos años.

En Europa, el comienzo de la actividad de la macroplanta de La Rinconada y la mejora de productividad en las plantas de Tilda, entre otras, han sido determinantes también para el incremento de ventas de la División y la contribución al ebitda consolidado.

El trigo, por las nubes

En lo que respecta a las materias primas en el negocio de la pasta, tras la reducción del 50% de la cosecha en Norteamérica en la anterior campaña, esta área también ha tenido que afrontar una importante subida de precios del trigo duro, que afecta fundamentalmente al negocio de Garofalo.

En Francia el negocio de pasta fresca también se ha visto afectado por la fuerte subida de las materias primas (semolina, huevos, carne, etc.), energía y materiales de embalaje, la huelga en las plantas de la sociedad Lustucru Frais y la ausencia de promociones durante el período.

"Con todo, hemos logrado unos positivos resultados gracias a la solidez de nuestras marcas, una cadena de suministro fuerte y bien diversificada y la consistencia empresarial del grupo. Confiamos en estas fortalezas para poder afrontar con cierta garantía este escenario de complejidad", dice Ebro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin