Retail

Así ha logrado la alimentación reducir en un 20% las emisiones de CO2

  • La renovación de las flotas de transporte ha reducido las emisiones hasta en un 65%
  • La mayor plataforma de colaboración empresarial suma ya 60 asociados
  • Lean & Grenn fomenta la colaboración de toda la cadena y el uso de la inteligencia artificial

Se llama a Lean & Green y ha logrado que desde 2017 las empresas españolas del sector de gran consumo rebajen en un 20% las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) derivadas de su actividad. Pero es que lo han hecho, además, en un periodo en el que la logística de las compañías del programa ha crecido un 26%. Es decir, que la ratio de emisiones generadas en relación a las operaciones logísticas de estas compañías ha mejorado en un 40% desde la puesta en marcha de la iniciativa hace cinco años. ¿La consecuencia? Un ahorro total de 7 millones de toneladas de CO2 gracias a la optimización de los procesos internos, el uso de energías renovables, la apuesta por otras modalidades de transporte además del de carreteras y la renovación de la flota de transporte.

Es un proyecto de colaboración entre empresas que lidera en España Aecoc y que se ha convertido en un referente en toda Europa. La responsable en nuestro país dentro de la organización de fabricantes y distribuidores es Bárbara Ferrer. Según dice, "desde su creación, el propósito de Lean & Green ha sido convertirse en un servicio que permita a las empresas acelerar en sus procesos de descarbonización de la logística y crear una comunidad en la que las compañías implicadas compartan experiencias y buenas prácticas". Y el hecho es que los resultados obtenidos avalan el proyecto y muestran los avances del sector del gran consumo hacia modelos productivos más sostenibles.

Las compañías de Lean & Green que han apostado por rediseñar sus procesos internos han logrado una reducción de las emisiones generadas de hasta el 100%. El uso de energías renovables ha supuesto ahorros de hasta el 96%, mientras que la apuesta por la multimodalidad ha llevado a reducciones en la huella ecológica de hasta el 75%. Finalmente, la renovación de las flotas de transporte ha supuesto una reducción máxima en las emisiones generadas del 65%.

La reducción de las emisiones en la cadena logística es clave para el desarrollo de un futuro sostenible, ya que, según los datos del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, el transporte es responsable del 27% del total de las generadas. Lean & Green cerró el año 2021 con 88 empresas adheridas al proyecto, tras vivir su año de mayor crecimiento con un total de 30 nuevas incorporaciones, pero cada vez son más las que se han unido y los casos de éxito se multiplican. Juan Luis Arambarri, director de Transporte de Eroski, considera que "la colaboración entre fabricantes, distribuidores, operadores logísticos y transporte es clave para que toda la cadena de valor logre el objetivo conjunto de reducir las emisiones" Según dice, "en primer lugar, porque hablamos el mismo lenguaje y nos entendemos, incluso compartimos el mismo espacio físico en muchas ocasiones. Desde una mirada más técnica, cada eslabón de la cadena aporta un valor añadido que es imposible de ser percibido por el actor precedente o posterior".

El máximo responsable de logística de la cadena de distribución vasca apunta que "un ejemplo de colaboración concreto entre Eroski, un fabricante y un operador logístico es el trabajo en la optimización de determinadas rutas de transporte, donde cerramos una ruta de ida y vuelta diaria, alcanzando la eficiencia de las tres partes implicadas". Que la colaboración de toda la cadena es clave es algo en la que, de un modo u otro todos coinciden. "Resulta imprescindible el compromiso de todos para seguir avanzando. La mayoría de las acciones que acometemos para la reducción de emisiones las ponemos en marcha de la mano de nuestros proveedores y colaboradores", dice Pedro Marín Mellinas, director de Logística y Planificación de la Demanda & Distribución de Pascual. "También creemos que formar parte de asociaciones como AECOC es importante para compartir experiencias y aunar esfuerzos. En muchos otros aspectos, y sobre todo en materia de sostenibilidad, el futuro es más de colaborar que de competir", insiste.

Diego García Abril, director de Marketing, Comms & ESG de DHL Supply Chain Iberia asegura, en esta misma línea, que "la reducción a 0 emisiones que el Grupo DHL se ha fijado para 2050 es un reto muy ambicioso que solo se puede conseguir si todas las partes involucradas en la cadena de suministro colaboran para conseguirlo". Esta colaboración entre empresas permitirá, por ejemplo, aprovechar al máximo sinergias, optimizar el transporte o maximizar la flexibilidad para poder implantar soluciones intermodales. "Además, creará un escenario que dé estabilidad a las inversiones que se realicen en materia de sostenibilidad", dice García Abril. Las empresas coinciden en que para poder alcanzar el objetivo de un 55% de reducción de emisiones en 2030 es imprescindible la colaboración público-privada, entre las empresas y las administraciones públicas.

"Tenemos que crear una estrategia alineada y que se acometan las inversiones necesarias. La concienciación y el compromiso tienen que ir acompañadas de las infraestructuras necesarias, así se producirá una reducción efectiva de emisiones", manifiesta Marín desde el grupo Pascual. Pero no es fácil. La alternativa al diésel más madura y disponible para la reducción de emisiones de CO2 es el gas natural, pero ha experimentado una enorme subida del 300% en los últimos meses, lo que ha supuesto un contratiempo muy importante para transportistas y empresas.

Para el directivo de la láctea burgalesa, "ante esta situación crítica, es necesario el apoyo de las administraciones públicas con ayudas urgentes y con decisiones de carácter estratégico para desarrollar el mercado de los gases renovables, que representan un salto decisivo en el camino de la sostenibilidad".

Para el responsable del área de Transportes de Eroski no hay ninguna duda de que los objetivos previstos para 2030 se alcanzarán y que la transición hacia una flota más sostenible con camiones a gas y la reducción de kilómetros en vacío irá cada vez a más.

"Nuestra hoja de ruta vislumbra la obtención de una segunda estrella, ambicionando continuar con un camino que no tiene vuelta atrás y que impacta en todos los sectores de la sociedad. Tenemos una hoja de ruta definida y el expertise necesario para conseguirlo. Para ello seguirá siendo imprescindible un trabajo en colaboración con todos los agentes implicados en nuestras operaciones", manifiesta Arambarri.

Para lograr los objetivos previstos, la inteligencia artificial será clave. Pero, ¿en qué consistirá? Según el responsable de Pascual, "en no esperar a que el cliente te pida, sino conocer antes la demanda, porque la tienes monitorizada, y poder anticiparte. No es lo mismo que un cliente te haga un pedido a que se lo propongas y solo tenga que aceptarlo en su móvil". Este conocimiento llevará a optimizar las rutas de reparto, maximizando la ocupación y minimizando el número de kilómetros recorridos, con la consiguiente reducción de emisiones.

DHL comenzó a digitalizar el transporte en 2014 y estos últimos años ha aumentado el esfuerza en esta área, que se ha visto culminado con la apertura del Connected Control Tower. "Esta torre de control conectada, ubicada en Madrid y que da servicio a toda nuestra actividad de transporte en España y Portugal, es un hub que cuenta con los modelos más avanzados de optimización de rutas y trazabilidad, así como con modelos de predicción que, mediante la utilización del análisis de datos y la inteligencia artificial, realiza previsiones de demanda que permiten efectuar una planificación dinámica y ajustada a la realidad prácticamente en tiempo real", dice Diego García Abril, de DHL.

Para 2030 el 60% de los vehículos de reparto globales para la última milla de DHL serán de propulsión eléctrica (frente al 18% de 2020), por lo que al acabar la década habrá más de 80.000 en las carreteras. García Abril añade que "en cuanto al transporte aéreo -DHL cuenta con una flota de más de 250 aviones-, Deutsche Post DHL Group está impulsando el desarrollo y el uso de combustibles producidos a partir de energías renovables y se ha comprometido a que, al menos el 30% de las necesidades de combustible en la aviación, estarán cubiertos por combustibles sostenibles en 2030". DHL asume que, sin las ambiciosas medidas de su hoja de ruta de sostenibilidad, sus emisiones rondarían los 46 millones de toneladas en 2030. Por ello, avanza con el compromiso declarado de reducir sus emisiones anuales de CO2 a menos de 29 millones de toneladas para 2030, a pesar del fuerte crecimiento continuado esperado en la logística.

Lean Green, la mayor plataforma europea de colaboración, avanza así en sus objetivos de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero derivados de las actividades logísticas y alcanzar así la descarbonización. El objetivo, un mundo mejor.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin