Retail

La UE prohíbe el dióxido de titanio: ¿qué pasa ahora con la venta de dulces o chucherías?

  • Este aditivo era usado muy frecuentemente para conseguir color blanco
  • En Francia ya estaba retirado del mercado desde enero de 2020
Foto: iStock.

Tras años de intensa lucha, a través de diferentes instituciones, contra el aditivo E-171, dióxido de titanio, finalmente la Unión Europea ya ha publicado este producto como componente prohibido en la alimentación. Un elemento muy usado para dar colorante a dulces o gominolas, entre otros, que ahora cambia totalmente la distribución y apariencia de estos.

Prácticamente la mayoría de productos alimenticios que tenían color blanco artificial llevaban hasta ahora dióxido de titanio. Chucherías, bebidas o salsas que pasan a estar bajo un nuevo rango de comercialización, toda vez que la UE ha prohibido este aditivo en todo su espacio.

Es decir, impondrá multas considerables a aquellas compañías que elaboren o vendan algún producto bajo este colorante, que se consideraba peligroso para la salud hasta el punto de ser originario de problemas cancerígenos. Sobre todo en su ingesta continuada, su principal riesgo era la cantidad de nanopartículas que lleva la ilmenita, el mineral del que se conseguía el E-171.

Hasta cuándo se podrán vender productos con dióxido de titanio

Ya retirado del mercado en Francia, desde enero de 2020, o en Estados Unidos, en España la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) llevaba tiempo pidiendo su prohibición total. Y es que su catalogación como "no seguro" desde diferentes instituciones alimenticias jugaba en contra de este ingrediente.

Un componente que ya no aparecerá más en dulces o chucherías aunque habrá que esperar hasta el 7 de agosto de este 2022 para verlo totalmente erradicado. Hasta entonces, y desde el 7 de febrero, todo producto que se elabore con ello podrá ser vendido como plazo de excepción para que las compañías se habitúen a la nueva normativa.

Además, deberá seguir siendo incluido en el etiquetado de los productos, tal y como rige la normativa europea, con el claro fin de advertir a sus consumidores. Un dióxido de titanio que desaparece de los miles de productos a los que daba color blanco, que ahora tendrán que encontrar nuevos aditivos para adquirir este tono... en este caso tan perjudicial para la salud.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Eso se sabe hace mucho tiempo...pero es ahora cuando llega la prohibición...Estamos para fiarnos de una Unión Europea al servicio de intereses oscuros...

El próximo capitulo: ¿ ciertos pinchazos experimentales?

Puntuación 1
#1
Humorista en el paro
A Favor
En Contra

Llevo toda la vida comiendo, directamente, dióxido de titanio (E171). Y no me he muerto. Lo que no sabía es que también se lo añadían a algunos alimentos:

https://www.aditivos-alimentarios.com/2016/01/E171.html

Puntuación 0
#2