Retail

Ómicron mantiene aún a los gimnasios y centros deportivos un 30% por debajo de 2019

  • La tasa de contagios en estas instalaciones apenas fue del 0,83% en lo peor de la pandemia
  • Lamentan que se les equipare a otros sectores menos seguros a a la hora de aplicar restricciones

Con el mes de enero arranca tradicionalmente la temporada alta para uno de los sectores que más se benefician de los buenos propósitos que caracterizan el cambio de año, el de las inscripciones en los gimnasios y centros deportivos.

El de 2022, además, podría representar el ansiado punto de partida para la recuperación de un sector del fitness que empezó tímidamente a remontar el vuelo tras el pasado verano conforme avanzaba la vacunación en nuestro país y que la llegada de ómicron volvió a frustrar.

Según un informe elaborado por la consultora BDO sobre este segmento en nuestro país y publicado en octubre, hasta un 36% de las empresas del sector esperaba dejar de verse afectadas por la pandemia en el segundo semestre de 2022, aunque la mitad no creía poder recuperar los niveles de ingresos previos al Covid-19 hasta el año que viene. Y todo esto después de un 2020 donde el sector fue uno de los más castigados por la pandemia, con una pérdida media de ingresos del 40%.

Estas previsiones, ya de por si poco halagüeñas, han venido a empeorar con la fase final del año, como reconoce Alberto García Chapuli, gerente de la Federación Nacional de Empresarios de Instalaciones Deportivas (FNEID). "El 2021 arrancó mal, pero con la reapertura hubo algunos meses en los que logramos facturar a niveles previos a la pandemia. Tras la pausa tradicional del verano, septiembre y octubre fueron meses buenos. En noviembre se estancó el crecimiento y en diciembre hemos vivido descensos".

El resumen del año, recuerda el portavoz de la patronal del sector, se traduce en unos ingresos entre un 30% y un 35% por debajo de los de 2019 y en una preocupación generalizada de una industria que se ha mantenido a flote a duras penas gracias a los créditos ICO, a la que no han llegado ayudas europeas y sobre el que se mantiene un IVA del 21%.

Fondos europeos

Precisamente, sobre los Fondos Europeos de Recuperación Next Generation, los resultados del informe de BDO revelaban que una tercera parte de los empresarios de fitness españoles destinarían estos recursos a la digitalización de sus negocios, en línea con las necesidades detectadas durante la pandemia ante la imposibilidad de mantener la presencialidad en sus negocios. Otro 25% los usaría para modernizar sus infraestructuras y otro 25% para desarrollar nuevos modelos de negocio.

Asimismo, recuerda García Chapuli, "la Administración ha mostrado falta de sensibilidad hacia nuestro sector, que nunca ha estado abierto sin la obligatoriedad de usar mascarilla, a la hora de aplicar restricciones de aforo, cierres o exigencia de pasaporte covid. Todo esto cuando en lo más crudo de la pandemia, nuestra tasa de contagio más alta era del 0,83%".

A pesar del mal cierre de 2021, aún hay lugar para la esperanza, como reconocen desde Anytime Fitness, la multinacional de gimnasios de conveniencia, que a cierre de año ya había recuperado en España al 90% de los socios que tenían en sus bases de datos en el mes de marzo de 2020, cuando se decretó el Estado de Alarma.

En línea con lo declarado por el portavoz de FNEID, el impulso en la captación de usuarios, recuerdan desde la cadena, se dio tras el verano, "en los meses de septiembre y de octubre donde observamos un fuerte incremento del número de socios con la particularidad de que llegan con edades más jóvenes, de tal manera que nuestra media más baja que antes de la pandemia, situándose entre los 32 y los 37 años".

Centros seguros

La clave, aseguran, está en las medidas de seguridad implantadas en todos los centros desde el inicio de la pandemia. "La gente poco a poco va sintiéndose más segura y perdiendo el miedo a volver a los espacios públicos como los gimnasios. Tenemos las distancias de seguridad garantizadas, los geles hidroalcohólicos, los trapos para limpiar las herramientas y los aparatos y, además, nuestros centros se caracterizan por no estar nunca masificados porque son de proximidad y con entrenamientos personalizados. Aunque haya clases colectivas, nunca están masificadas, lo que nos da cierta seguridad".

Ante el parón que ha supuesto la llegada de ómicron, los responsables de la compañía recuerdan que mantienen un plan de expansión en 2022 que prevé la apertura de diez nuevos clubes, el primero de ellos en Santander en las próximas semanas.

Y es que, a pesar del nuevo bache, el sector de los centros deportivos tiene claro que la nueva normalidad, cuando llegue, lo hará con una población más concienciada sobre la importancia de mantener hábitos de vida saludable precisamente por las lecciones aprendidas durante la crisis sanitaria. En este sentido, el gerente de su patronal, recuerda que los estudios científicos demostraron que el 80% de los pacientes ingresados de gravedad por Covid-19 padecían obesidad y que el ejercicio físico recurrente aumenta en 8 las probabilidades de sobrevivir a la enfermedad.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Quién tiene hagas de ir al gimnasio llevando máscara?

Puntuación 2
#1