Retail - Consumo

Viver Kombucha crece sobre la ola del té fermentado y duplicará ventas este año

  • Lanza un plan de expansión en Andalucía y Canarias
  • España es el país de Europa donde más crece la Kombucha
Los fundadores de Viver Kombucha

Víver Kombucha, el fabricante andaluz del té fermentado, prevé duplicar este año su facturación pasando de 1,5 a 3 millones de euros, gracias a su expansión en distintos puntos de venta entre los que destacan las zonas de Canarias y Andalucía, a través de la cadena Dinosol, que suma 234 establecimiento en las Islas, Spar, Grupo Mas en Andalucía y el grupo de supermercados El Jamón, que posee 159 tiendas en diferentes provincias andaluzas. La empresa, que está ya presente en 5.000 tiendas en toda España, a través de grupos como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, Covirán o Eroski, da un paso así adelante en su plan de crecimiento, perfilándose como uno de los mayores productores españoles.

La empresa, fundada en 2019 por Raúl de Frutos y Fernando Martín, dos jóvenes ingenieros de profesión, que comenzaron ensayando en una cocina casera hasta que dieron con la receta, se perfila así como uno de los mayores productores españoles de kombucha. Los dos emprendedores confían, además, en dar un nuevo impulso al negocio tras la reciente alianza estratégica con la multinacional española AMC Global, distribuidor de zumos en todo el mundo, para la fabricación y comercialización de kombucha. Durante este año Víver Kombucha ampliará sus instalaciones en Granada para multiplicar por diez su capacidad productiva, aumentando su capacidad de seis millones de botellas anuales a sesenta millones lo que la convertirá en el mayor centro de producción de este producto en Europa. La kombucha es una de las bebidas con mayor crecimiento y España se ha convertido en el mercado más dinámico en Europa en los últimos años, con crecimientos del 580% en su volumen de ventas entre el año 2020 y 2022, siendo Víver la marca con mayor crecimiento en el último año.

El té kombucha es una bebida fermentada que se elabora a base de cuatro ingredientes principales: agua, té y azúcar, que se fermentan con una colonia de levaduras y bacterias llamada scoby. El azúcar es añadido en la preparación, pero se consume casi en su totalidad durante la fermentación. Desde Víver explican que "esta bebida no sólo contiene los beneficios del té, sino que también aporta las propiedades de los alimentos fermentados, con los beneficios propios de antioxidantes y probióticos que estimulan la diversidad de bacterias intestinales y ayudan a la digestión, siendo una alternativa saludable a los refrescos azucarados y otras bebidas alcohólicas".

Se trata, de hecho, de un probiótico natural, que contiene microorganismos que mantienen equilibrada la flora intestinal, favorece las digestiones y mejora el sistema inmunológico. Raúl de frutos explica que "en Víver hacemos kombucha auténtica, con los mejores ingredientes y respetando la receta milenaria para obtener en cada botella mil millones de probióticos, hasta diez veces más que otras kombuchas del mercado".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud