Retail - Consumo

Levi's se suma a H&M y mete la tijera en España con un plan de despidos

La marca de ropa vaquera cuenta con 80 tiendas en el mercado español. Archivos.

Oleada de despidos en el sector textil. Después de que H&M anunciara el cierre del cierre de 28 tiendas y la salida de 588 trabajadores y de que GAP haya decidido quedarse solo con los córners de El Corte Inglés y cerrar los cinco establecimientos individuales con los que contaba en España, clausurando además su tienda online, ahora es el turno de Levi's.

El gigante de la moda norteamericano anunció el pasado 29 de enero que iba a implementar un profundo plan de ajuste a nivel mundial, y que conllevaría, tan solo en una fase inicial, el despido de hasta el 15% de todo el personal corporativo.

Aunque en ese momento no se especificó nada más, eso suponía la salida de entre 700 y 800 personas. Las fuentes consultadas por este periódico aseguran que una gran parte de esos despidos está afectando ya al negocio en Europa y, en particular, a España, donde se habrían producido ya las primeras salidas -alrededor de una veintena- no solo a través de despidos sino también de prejubilaciones.

Levi's cuenta con unas 80 tiendas monomarca en el mercado español, según los últimos datos disponibles, y las ventas de la filial en el último ejercicio, correspondiente al año 2022, se situaron en 45,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 12% respecto al año anterior. El resultado después de impuestos refleja, sin embargo, una ligera caída, desde 2,1 a 2 millones de euros.

Caída de los resultados

La firma de ropa vaquera, propietaria además de la marca Levi's de otras enseñas, como Dockers, anunció en enero que había registrado unos beneficios netos de 249,6 millones de dólares (230 millones de euros) durante el último ejercicio fiscal, finalizado en noviembre, lo que supone un descenso del 56,1% respecto de las cifras contabilizadas en el ejercicio anterior. La facturación neta alcanzó los 6.179 millones de dólares (5.700 millones), un 0,2% más.

A nivel nacional, el sector está sufriendo debido a la pérdida de poder adquisitivo de los españoles ante la inflación y la subida de los tipos de interés. Ni siquiera las rebajas han sido suficientes para que el sector pueda remontar y las ventas de ropa solo han crecido un 1,8% en el mes de enero, según los últimos datos publicados por la Asociación Nacional de Moda Retail (Acotex). Eso teniendo en cuenta que en diciembre solo se elevaron un 0,9% y el panorama del mercado está marcado por la incertidumbre y por una gran preocupación, según explican desde esta organización. "El textil ha pasado a segundo plano en cuanto a prioridades de consumo, antes está la restauración" explican desde Acotex.

Las previsiones del sector apuntan a que, después del cierre de 18.000 locales, las ventas del sector no recuperarán, al menos, antes de 2025 los niveles que tenían previos al estallido de la pandemia en 2020. Las tiendas están sufriendo además un estrechamiento de sus márgenes. Teniendo en cuenta los formatos comerciales, las cadenas especializadas siguen manteniéndose en el primer puesto del ranking, con el 38,95% de la facturación global. Los hipermercados suman un 27,6%; los grandes almacenes un 8,4% y los outlets un 15,4%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud