Retail - Consumo

Por qué Inditex vuelve a Ucrania dos años después si la guerra continúa

  • Comenzará a reabrir tiendas el 1 de abril en Kiev y Leópolis, lejos del frente
  • Reabrirá el online también en abril, cuando Rusia quiere negociar el fin de la guerra
  • Inditex cree que se dan las condiciones de seguridad necesarias para la reapertura
Un establecimiento Zara en Ucrania

Inditex cerró todas sus tiendas en Ucrania el 5 de marzo de 2022, apenas nueve días después de que las tropas rusas iniciaran la denominada "Operación especial militar" en el país vecino, que se tradujo inicialmente en un intento de invasión total del país y fue transformándose en la ocupación de amplias zonas del sur y del este, además de realizar amplios bombardeos puntuales por toda Ucrania, especialmente en la capital, Kiev.

Para la multinacional española, la guerra de Ucrania ha supuesto todo un reto, puesto que cuenta con cerca de 90 tiendas en Ucrania que cerró de golpe debido a la invasión, como hizo con su comercio online en el país. Pero Inditex también echó el cierre, por motivos bien difefentes, a las más de 500 tiendas que sumaba en Rusia, uno de los territorios donde más se había expandido en la última década.

Inditex se convirtió hace dos años en la segunda empresa del mundo que más comercios cerraba en Rusia –la cuarta con más empleados: 9.000-, donde había centrado buena parte de sus expectativas de crecimiento. En el momento del cierre, Inditex acumulaba en tierras rusas 10 filiales integradas y de 547 tiendas, entre ellos 98 establecimientos de Zara, 87 de Pull&Bear y 99 de Bershka, según datos del portal Statista. Rusia era el segundo mercado más importante del mundo para Inditex.

De hecho, el cierre de Inditex en Rusia también supuso un palo para el Kremlin, ya que dejaba así de percibir sumas millonarias en concepto de impuestos por parte de la firma de Arteixo, que solo en 2018 pagó 223 millones de euros en ese concepto. Pero cerrar en Rusia era una obligación como represalia hacia la invasión rusa, mientras que el cierre en Ucrania también era una circunstancia obligada, pero por los bombardeos rusos.

A finales de octubre de 2022 Inditex anunció la venta de su amplio negocio ruso a la sociedad de inversiones de Oriente Medio Daher Group, operación que dejaba a Inditex opciones de retomar su negocio si el contexto internacional lo hiciera posible. Inditex dedicó 231 millones de euros a mantener el negocio en Rusia, que representaba cerca de un 8,5% de su beneficio operativo.

En la actualidad la guerra de Ucrania parece estancada. Es más, Ucrania vuelve a perder territorios y sus tropas muestran un claro desgaste que no hace vislumbrar un desenlace del conflicto favorable para los intereses ucranianos. Eso sí, la guerra se ha localizado en terriorios del sur y del este y el resto del país permanece muy al margen, salvo cuando a Putin le da por bombardear Kiev u otras ciudades.

En urbes como Kiev o Leópolis la guerra apenas se percibe y esa nueva normalidad ha animado a los responsables de Inditex a tratar de volver a la rutina y reabrir tiendas.

Apertura gradual

Con la guerra estancada en buena parte del frente y las tropas ucranianas retrocediendo en demasiados puntos, todo parece indicar que una solución negociada sería lo mejor para poder fin al conflicto, y ahora incluso se vislumbra. Rusia se muestra favorable a dialogar y a finiquitar la contienda aunque no está dispuesta a negociar Crimea y otras zonas invadidas, mientras que Ucrania da sintomas de debilidad y agotamiento y ya no recibe de sus aliados lo necesario para poder plantarle cara al invasor ruso.

Es el contexto más favorable en dos años para que Inditex vuelva a Ucrania, aunque lo hará de manera gradual y siempre que las condiciones de seguridad lo permitan. La multinacional española comenzará a reabrir sus tiendas el 1 de abril, día en que igualmente reabrirá el comercio online.

Lo hará precisamente en el mes en el que Rusia pretende negociar el fin de la guerra con la obligación hacia Ucrania de ceder al menos la Crimea que ya ocupa Rusia desde su invasión en 2014, aunque posiblemente reclame otros territorios y sería extraño que renunciara, por ejemplo, a conquistar Odesa, la tercera mayor ciudad de Ucrania, con más de un millón de habitantes. En todo caso, fuentes de Inditex han confirmado que tienen pensado reabrir en Ucrania poco a poco desde abril "en función de las circunstancias del mercado".

En Kiev y Leópolis

Inditex comenzará abriendo 20 tiendas de las siete marcas presentes en Ucrania en el área de Kiev, que está libre de la guerra pero que es bombardeado puntualmente por Moscú, sobre todo cada vez que Ucrania alcanza algún logro.

La compañía también reabrirá tiendas en Leópolis, al oeste del país, muy lejos de la zona de conclicto. De hecho, esta ciudad de 717.000 habitantes, la sexta con más población de Ucrania, es una zona 'tranquila' próxima a Polonia y donde se recuperan los soldados ucranianos heridos en el frente. Allí la normalidad es la norma reinante, aunque también ha sido bombardeada puntualmente por el Kremlin.

Inditex ya ha comunicado a los centros comerciales sus intenciones de reabrir cuantas más tiendas, mejor, y según Financial Times podría reabrir hasta 80 de sus cerca de 90 comercios ucranianos, siempre de manera gradual.

Dos años en paro

Es una incógnita también saber cómo reaccionarán los ucranianos ante la reapertura del comercio online de Inditex. La compañía es consciente de que deberá modificar algunas pautas por la guerra, aunque aún no ha dado a conocer las condiciones del servicio. Lo hará cuando la reapertura sea inminente.

Los empleados de Inditex en Ucrania, que llevan dos años sin poder trabajar con normalidad, no han estado solos durante este tiempo, ya que la empresa, que nunca ha querido comprometer su seguridad, puso en marcha en febrero de 2022 un plan para apoyar a sus empleados ucranianos y garantizarles ingresos y un puesto de trabajo al finalizar el conflicto, o bien antes si se daban las condiciones, como parece ahora el caso.

Inditex también donó en febrero de 2022 un total de 3 millones de euros destinados a la población ucraniana a través de Acnur. Ahora ha comenzado a ofrecer formación a sus antiguos empleados en Polonia para poder garantizar los estandares de calidad y se mantiene firme en sus planes de reapertura siempre que se den todas las garantías de seguridad en apenas un mes que queda para llegar a la fecha del 1 abril anunciada para el retorno a la actividad comercial en Ucrania.

El prececente de Kremenchuk

La guerra de Ucrania se ha cebado en determinados lugares con la población civil. Rusia no ha tenido complejo alguno en atacar zonas residenciales, lugares publicos, de ocio e incluso centros comerciales.

Así lo hizo el 27 de junio de 2022 en la ciudad de Kremenchuk, en el centro de Ucrania. Entonces, poco antes de las 4 de la tarde, lanzó un misil de crucero Kh-22 contra un centro comercial en la ciudad de Kremenchuk, donde se encontraban unas mil personas, y acerto de lleno. La acción fue recogida en vídeo y en ella se aprecia perfectamente el enorme misil impactando contra la superficie comercial.

Ese misil causo al menos 18 muertos y más de 60 heridos, además de varios desaparecidos. Se presupone que actualmente Rusia descarta este tipo de acciones, de la que también se desentendió en su día con el misil de Kremenchuk, aunque cualquier acción exitosa de Ucrania puede cambiar sus objetivos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud