Retail - Consumo

Dia reduce su deuda un 23% en seis meses tras la venta de tiendas a Alcampo

  • La cadena realiza una amortización de 139 millones de euros
  • Cumple con los compromisos financieros previstos
Una tienda de Dia

Dia avanza con paso firme en el saneamiento de sus cuentas. La cadena de supermercados que dirige Martín Tolcachir ha recortado su deuda financiera neta en un 23% en solo seis meses tras la venta de un paquete de 224 tiendas a Alcampo por un importe total de 227 millones.

A 30 de junio, la deuda financiera neta— excluyendo los arrendamientos de los locales de acuerdo a la norma NIFF 16— se elevaba a 418,6 millones de euros, lo que supone un 23% menos respecto a los 544,1 millones a los que ascendía al cierre del último ejercicio. Si se tuviera en cuenta la NIFF 16, la deuda financiera neta ha bajado desde 1.068,3 millones que tenía a 31 de diciembre a 870,7 millones.

En el primer semestre se han amortizado 139 millones de euros, de los que 122 millones se corresponden a la deuda sindicada. "De esta última parte hay 25 millones que se corresponden a la amortización ordinaria y 97,2 millones de euros más de la amortización extraordinaria acordada por la banca por la transacción de Alcampo", explica la compañía en su informe semestral.

Más allá de la generación de caja, esto ha sido posible gracias a que se han devuelto 97 millones procedentes del acuerdo con Alcampo. Hay que tener en cuenta, que debido al efecto de la NIFF 16, al tener un menor número de tiendas y, por lo tanto, menos alquileres, la deuda total baja en mayor proporción.

Desinversiones

Además de la venta de tiendas en España, Dia acaba de llegar también a un acuerdo con Auchan, la matriz de Alcampo, para traspasarle sus 494 supermercados en Portugal por 150 millones y mantiene también en el mercado a la cadena de perfumerías Clarel. Aunque en principio contaba con un acuerdo para la venta de estas tiendas con el fondo C2 Private Capital, la operación acabó rompiéndose por el incumplimiento de determinadas condiciones para la compra de mercancía, según aseguró Dia.

No obstante, y si se cumplan los planes previstos y ambas operaciones pueden cerrarse definitivamente en los próximos meses, la compañía podrá volver a aligerar el peso de su deuda y encarrilar así la vuelta a la rentabilidad, algo para lo que todavía no hay fecha. En 2018, la compañía formalizó un acuerdo de financiación sindicada con diferentes acreedores, que ha sido modificado y refundido sucesivamente en fechas posteriores, acometiendo la última modificación con fecha de 2 de septiembre de 2021.

La deuda sindicada ascendía a un total de 830 millones de euros a 30 de junio, aunque el grueso de los vencimientos vinculados a la misma se producirá en diciembre de 2025, cuando la compañía tendrá que pagar 536,6 millones de euros.

La cadena de supermercados cerró el primer semestre del ejercicio con unas ventas de 3.602 millones, lo que supone un 4% más que en el mismo periodo del año anterior. No obstante, sigue en números rojos y sumó unas pérdidas de 67 millones de euros, frente a los 105 millones registrados en el primer semestre de 2022. Las ventas comparables crecieron un 5,7%. En España, donde ha vuelto a entrar ya en beneficios, los ingresos netos del grupo subieron en mayor proporción, un 6,9%, hasta 2.241 millones, una vez que se ha llevado a cabo el proceso de transformación de la red.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud