Retail - Consumo

Glovo pacta su ERE y despedirá a 140 personas en España

  • La compañía despedirá a 250 personas alrededor del mundo
  • La mayor parte de las salidas se concentran en las oficinas centrales de Barcelona
Un rider de Glovo. EE
Barcelonaicon-related

Tras dos meses de negociaciones, Glovo sella el expediente de regulación de empleo (ERE) que presentó en enero. La compañía ha pactado con los representantes de la plantilla que el ajuste afectará finalmente a 140 personas en España de las 250 bajas proyectadas en total. La gran mayoría del recorte se concentrará en las oficinas centrales que el grupo tiene en Barcelona.

El Col·lectiu Ronda, que representa a la mayoría de los empleados, explicó este jueves en un comunicado que se ha llegado a un acuerdo con la filial del conglomerado alemán Delivery Hero. El bufete de abogados calificó el pacto de "digno y satisfactorio", aunque no informó de las condiciones del mismo.

Los despidos eso sí se centran en la sede que Glovo tiene en Barcelona, pues afectan a las divisiones de apoyo comercial, contratación y datos. No tocará a los repartidores, que en su mayoría todavía son autónomos; una situación que le ha costado ya 205 millones en multas. Aunque de manera menos agresiva, también implicará a otros países.

Glovo comunicó el pasado 30 de enero su voluntad de despedir a 250 trabajadores, el 6,5% de su plantilla mundial. En España, primeramente se diseñó un ajuste para 147 personas, que se ha conseguido rebajar.

La rebaja de expectativas, clave para el ERE de Glovo

Oscar Pierre, explicó la decisión a los trabajadores a través de una nota interna y lo justificó por el entorno macroeconómico que vive el sector, que ha tenido que rebajar sus expectativas de crecimiento debido a la mayor dificultad de obtener financiación externa.

Esto rebaja las perspectivas de crecimiento y provoca que las ineficiencias detectadas hace ya un año sean más problemáticas. En las empresas que crecen tan rápido es habitual que haya más personal del estrictamente necesario para estar preparado ante la expansión futura.

La compañía cerró 2022 con unas pérdidas brutas de 304 millones de euros, aunque la dirección ha expresado su confianza en conseguir ya este año un resultado económico positivo, que sería el primero desde su fundación, hace ahora 8 años.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud