Retail - Consumo

El Corte Inglés apela al empleo para frenar el derribo parcial de Campo de las Naciones ordenado por el juez

  • El TSJM ha rechazado un primer recurso contra la ejecución de la sentencia
  • El Supremo ordenó el derribo en 2019

Evitar el derribo parcial del centro comercial madrileño de Campo de las Naciones, uno de los más rentables de España. Esa es ahora mismo una de las prioridades de El Corte Inglés después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) haya rechazado el recurso de apelación presentado por el grupo contra la ejecución de la sentencia dictada en 2019 por el Supremo, que ordenaba el derribo parcial del inmueble.

La empresa alegaba que "la ejecución afecta de forma directa e irremediable al tejido del empleo tanto en lo que estrictamente afecta a El Corte Inglés como en las relaciones con los ajenos que tienen contratos de uso o arrendamiento", pero en su sentencia, a la que ha tenido acceso elEconomista.es, el TSJM rechaza el recurso y obliga al grupo al pago de las costas, forzando a reducir la edificabilidad del edificio en 11.300 metros cuadrados.

La compañía trata de que no se aplique la sentencia de hace tres años, pues trabaja con el Ayuntamiento de Madrid desde hace tiempo para adaptarse a la normativa. Se produce apenas tres años después de una importante remodelación de la instalación, que sirvió para bajar el supermercado, que estaba hasta el momento en la última planta.

Es una batalla judicial que se inició en 2012 tras la demanda presentada por un particular, que intentó llegar a un acuerdo privado en un primer momento con los grandes almacenes, tras una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbanística de Madrid de 1997 por el Gobierno autonómico, que afectaba a esas parcelas. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid declaró nulo en 2013 el acuerdo entre la Comunidad de Madrid y El Corte Inglés ordenando la demolición de parte del inmueble.

Antecedentes

El caso llegó hasta el Tribunal Supremo, que en 2018 dictaminó que una parte del centro debía de ser derribado. Fue entonces cuando El Corte Inglés presentó un primer recurso de apelación, al considerar que existía un incidente de ejecución de sentencia que imposibilitaba el cumplimiento de la misma sin recortar puestos de trabajo.

Ante el rechazo inicial del TSJM, El Corte Inglés ha presentado ahora un recurso de casación, por lo que la batalla judicial se mantiene todavía abierta. No obstante, el magistrado ha condenado en costas a la organización.

Cesión al Ayuntamiento

El grupo recuerda además en el recurso presentado que "en contrapartida al aumento de edificabilidad en sus centros comerciales, como titular del dominio, cedió libre de cargas, gravámenes y ocupantes a favor del Ayuntamiento de Madrid un edificio de tres plantas (...) en la calle Peyre número 8, un edificio destinado a galería de alimentación compuesto por dos plantas de 920,6 metros cuadrados de superficie cada una y de una terraza aparcamiento (...) en el número 9 de la Calle Peñascales y una parcela de terreno de 109.185 metros cuadrados en la Avenida Gran Vía del Este".

Y es que, además, del problema de edificabilidad de Campo de las Naciones estaban también en cuestión el centro de Méndez Álvaro y otro en la calle Serrano, ambos también en Madrid. El primer, de hecho, va a ser demolido finalmente para la construcción de dos torres de oficinas después de que, según dictaminó el Supremo, se hubieran construido en total, 25.000 metros cuadrados de más. En el de calle Serrano se invirtieron 22 millones hace un lustro, pero con el requisito del derribo parcial optó por quitárselo de encima.

La reorganización comercial de El Corte Inglés, en la recta final

La demolición parcial de El Corte Inglés de Campo de las Naciones supondría un duro golpe para la empresa, que ha acelerado su plan de reorganización comercial, que se completará previsiblemente con el cierre de nuevos centros en Madrid, Valladolid, Córdoba y Sevilla, como avanzó elEconomista.es. En la capital de España, la compañía demolerá, en concreto, el centro comercial de Mendez Álvaro, abierto en 1992 y que dará ahora paso a dos edificios de oficinas de 27 plantas cada uno.

Este cierre se produce después de que El Corte Inglés haya clausurado ya los centros comerciales de La Vaguada y Parquesur y después de que haya anunciado su intención de dejar el centro de la calle Serrano 52, que será ocupado por un Wow, la cadena lanzada por Dimas Gimeno, expresidente del gigante de los grandes almacenes. En Valladolid, la empresa tiene  sobre la mesa el cierre del centro comercial en la calle Constitución y está negociando con una firma local la venta del espacio comercial.

Desde El Corte Inglés, explican, no obstante, que aún no hay ninguna decisión tomada y en el caso de que se cerrase la operación, "todos los puestos de trabajo de Valladolid están garantizados y nuestra plantilla no debe tener ningún temor". En Córdoba, aunque el grupo insiste también que no hay todavía una decisión tomada, tras la venta del antiguo centro de oportunidades de la calle Jesús y María, en pleno centro de la ciudad, en el eje Mezquita-Tendillas, el objetivo es cerrar el centro de la avenida Ronda de los Tejares. 

Y en Sevilla se ha sacado igualmente al mercado la tienda de deportes de 4.700 metros cuadrados que el grupo tiene en plaza del Duque de la Victoria.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud