Retail - Consumo

El consumo de cigarrillos ilícitos en la Unión Europea aumenta casi un 4% en 2021

  • Según el estudio de KPMG y PMI, esto se debe al aumento en un 33% de las falsificaciones en Francia
  • España ha logrado reducir en un 3,3% el consumo de cigarrillos ilícitos, la menor cifra desde 2010

En 2021, el consumo de cigarrillos ilícitos en la Unión Europea ha aumentado en un 4% respecto al año pasado, alcanzando los 35.500 millones de cigarrillos consumidos. Esta cifra está relacionada con el aumento en un 33% de las falsificaciones en Francia, donde creció hasta los 8.000 millones de cigarrillos el año pasado, según un estudio de KPMG y Philip Morris International (PMI).

El problema reside en que Francia es uno de los mercados con mayor consumo de cigarrillos ilícitos en toda la UE. El año pasado los 15.100 millones de cigarrillos ilícitos representaban el 29% del consumo total del país. Ante esto el vicepresidente senior de asuntos externos de PMI, Gregoire Verdeaux, ha asegurado que "es alarmante que, en países como Francia que mantienen altos impuestos especiales sobre los cigarrillos con el objetivo de disminuir la prevalencia del tabaquismo, en lugar de conseguirlo, veamos un aumento en el consumo de cigarrillos falsificados".

En España ha descendido un 3,3% el consumo de cigarrillos ilícitos sobre el total (1.380 millones de cigarrillos), la menor cifra desde 2010. No obstante, este dato supone una pérdida de 248 millones de euros que se recaudaban en impuestos. Según el estudio mencionado, si se hubiera controlado el flujo de los cigarrillos ilícitos y se hubieran comprado legalmente, los gobiernos de la UE habrían recaudado aproximadamente 10.400 millones de euros adicionales en impuestos.

En relación con esto, Gregoire Verdeaux afirmó que "las pérdidas de ingresos fiscales limitarán la capacidad de los gobiernos para invertir en áreas como la seguridad pública, los servicios públicos o infraestructuras, en un momento en que las personas en toda Europa también se enfrentan a precios más altos en muchos bienes básicos".

No hay que bajar la guardia

Asimismo, Polonia es otro país que consiguió reducir su volumen de cigarrillos ilícitos en 3,7 puntos porcentuales. "La disminución del consumo de cigarrillos ilícitos en países como Polonia es notable y tranquilizadora. Muestra el impacto de la aplicación efectiva de la ley contra los delincuentes que se benefician del comercio ilícito", dijo el vicepresidente senior de asuntos externos de PMI.

Sin embargo, el auge de las falsificaciones es un hecho muy alarmante, ante el que no se puede bajar la guardia. Todavía sigue habiendo fábricas ilegales. En España, en lo que va de año, se han desmantelado el doble de fábricas ilegales de cigarrillos que en todo 2021.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin