Política

Cuixart acusará al Estado de vulnerar derechos fundamentales en su escrito de defensa en el juicio del procés

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. Foto: Reuters

El presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, acusará al Estado de vulnerar derechos fundamentales en el escrito de defensa del juicio: "No presentamos un escrito de defensa, presentamos un escrito de acusación ante el Estado".

Lo han explicado este lunes en rueda de prensa el vicepresidente de la entidad, Marcel Mauri, junto a los abogados Magda Oranich, August Gil Matamala, Carme Herranz y Olivier Peter, y acompañado de otros juristas.

Mauri ha afirmado que el juicio sobre el proceso independentista será "un juicio político en el que se evidenciará la vulneración de derechos fundamentales", como el de la libertad de expresión, de reunión, de disidencia política, de la autodeterminación de Cataluña, y lo considera un juicio sin garantías.

Por eso, el objetivo del escrito de defensa que presentará el equipo jurídico de Cuixart será "explicitar que hay una serie de derechos fundamentales que han sido vulnerados".

"Ante esta situación de excepcionalidad, el escrito de acusación demuestra la vulneración de derechos fundamentales que han sufrido los presos políticos", ha destacado Mauri, que cree que en el juicio los presos soberanistas no deben defenderse de nada.

Ha insistido en que el Estado "ha suspendido los derechos políticos democráticos para preservar su unidad y ha enviado un mensaje claro: la unidad de España está por encima de los derechos más básicos".

Para él, esto no solo afecta al independentismo, sino a todos los ciudadanos del Estado, y ha sostenido que "en una democracia madura la unidad del Estado no se puede blindar a costa de amputar derechos".

Libertad de expresión

Gemma Calvet ha asegurado que el Estado está vulnerando el derecho a la libertad de expresión y convirtiendo su ejercicio "en un delito".

"La Fiscalía, la Abogacía del Estado y Vox quieren incriminar conductas amparadas en la libertad de expresión", como actividades que difunden opiniones favorables al independentismo.

Magda Oranich ha argumentado que la causa del Tribunal Supremo contra el proceso independentismo es una "amenaza directa a un derecho esencial como el derecho a reunión pacífica y manifestación".

Ha afirmado que la justicia del Estado ha utilizado la acusación contra los dirigentes soberanistas "como un castigo por haber desafiado el 'status quo'", y ha acusado al poder judicial de abusar de la prisión provisional.

"Tribunal incompetente"

Por su parte, August Gil Matamala ha relatado que el Supremo es un "tribunal incompetente" para juzgar esta causa, ya que cree que se basa en hechos producidos exclusivamente en Cataluña, por lo que considera que el juicio debería hacerse en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Asimismo, ha alertado de que durante la instrucción se han cometido vulneraciones de garantías procesales, de manera que será "un juicio sin garantías que vulnera el derecho fundamental a un proceso equitativo".

Además, Carme Herranz ha avisado de que en este juicio "no se juzgan unos hechos, se juzga una ideología", porque, según ella, se trata de una causa general contra el conjunto del independentismo.

Así, ha recriminado que se acuse a los encausados de rebelión cuando, a su juicio, no existió ninguna violencia y ha apuntado que se ha "construido un tipo de violencia de laboratorio aplicando un criterio jurídico diferenciado".

Olivier Peter

Sobre el derecho a la autodeterminación, Olivier Peter ha razonado que este juicio también vulnera el derecho a la autodeterminación de Cataluña y que la acusación "construye su relato sobre las ruinas de derechos fundamentales".

"Estamos a la víspera de un juicio político, un juicio a la democracia. Estaba dirigido a desarticular a los líderes políticos y sociales, presionarlos para que bajaran la cabeza y renunciasen" a su objetivo de la independencia, pero ha asegurado que no lo han conseguido.

Al acto, que ha tenido lugar en el Colegio de la Abogacía de Barcelona (Icab) han asistido el vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, los exdiputados de la CUP Eulàlia Reguant y Benet Salellas, y una cincuentena de juristas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

antiCAT
A Favor
En Contra

Me gusta el trullo, trullo.....me gusta el trullo, trullo.....me gusta el trullo, trullo...me gusta el,.... trullo.....

Pues, eso, a jode.rse toca, golpista y xenófobo NAZIonalista.

Puntuación 1
#1