Política

El presidente de Madrid lamenta el veto al PP de los organizadores de las fiestas del Orgullo

  • Garrido: "Supone levantar barreras en vez de derribarlas"
  • Reprocha el estigma a un partido que trabaja por el colectivo LGTBI
  • Carmena ha apostado por estar "todos los grupos políticos juntos"
Asistentes al pregón del Orgullo Gay en Madrid. Imagen: EFE

El presidente madrileño, Ángel Garrido, ha lamentado el veto que los organizadores del Orgullo han impuesto al PP y a su Gobierno para participar en los actos centrales de esta fiesta, porque "supone levantar barreras en una manifestación que pretende derribarlas" y porque "representa la incongruencia de inclinarse por la exclusión en un evento inclusivo".

Un veto, dice Garrido en un artículo publicado en el diario El Mundo, que "viene a estigmatizar a un partido que en la Comunidad de Madrid está trabajando como el que más en favor del colectivo LGTBI, del que también forman parte políticos, militantes y simpatizantes del PP".

El Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) mantienen su "no invitación" a la manifestación del Orgullo de este año tanto al PP como al Gobierno de la Comunidad de Madrid pese a que éste último les anunció en un encuentro este lunes que van a nombrar un coordinador para el desarrollo de la Ley de Protección Integral contra la LGTBFobia y la a Discriminación por Razón de Orientación e Identidad Sexual en la Comunidad de Madrid.

Garrido recuerda que el compromiso de esta comunidad con el colectivo LGTBI se ha traducido en "realizaciones concretas", y como muestra cita las dos leyes contra la discriminación y sobre la transexualidad, el protocolo de atención a víctimas, la inclusión de la realidad de este colectivo en los planes de estudio, la subvención a entidades especializadas, el apoyo a la diversidad familiar o la lucha contra el acoso escolar que pueden sufrir los alumnos LGTBI.

Lamenta, por eso, que esas acciones concretas no hayan sido suficiente para que los organizadores del Orgullo crean que el PP y el Gobierno regional merezcan ser invitados a este evento. "Si los organizadores mantienen su veto -una palabra propia de otros tiempos, e incompatible con la sociedad abierta, avanzada e igualitaria que queremos construir entre todos-, no estaremos el sábado con carácter oficial en esa manifestación convertida ya en una gran fiesta colectiva", afirma.

Pero, sigue diciendo Garrido, "ninguna barrera, ninguna exclusión, ningún estigma va a suponer un impedimento para que desde la Comunidad de Madrid sigamos desarrollando políticas que avancen en el respeto y el reconocimiento de la diversidad. Porque esas políticas no son fruto de la improvisación o del oportunismo, sino del irrenunciable y firme compromiso con la igualdad".

"Lo bueno es que estén todos los grupos políticos"

Por su parte, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha afirmado que le "gustaría mucho" que el presidente de la Comunidad, Ángel Garrido, estuviese con ella en la manifestación del Orgullo de este sábado.

"Me parece que lo bueno es que estén siempre todos los grupos políticos, toda la representación de la ciudad", ha expresado la regidora en declaraciones a los medios tras acudir a la Cumbre de Economía Circular. "Me gustaría mucho que estuviera también conmigo el presidente de la Comunidad de Madrid", ha añadido.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin