Política

El Tribunal Supremo mantiene a Oriol Junqueras en prisión por riesgo de reiteración delictiva

  • Los jueces no creen que haya cejado en su intención de declarar la DUI
  • La decisión ha sido unánime a los tres magistrados de la Sala de Apelaciones
Oriol Junqueras, en una fotografía de una de sus últimas intervenciones públicas. Foto: Reuters

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha acordado este viernes mantener la medida de prisión provisional que pesa sobre el exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña y líder de ERC, Oriol Junqueras, por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos relacionados con el procés que derivó en la Declaración Unilateral de Independencia de Cataluña (DIU). Cree que existe un "riesgo relevante" de reiteración delictiva al no existir ningún dato que permita entender que el recurrente tiene la intención de abandonar la vía unilateral seguida hasta ahora, y no le basta con su invocación a la 'bilateralidad'.

"No existe en la actualidad ningún dato que permita entender que la intención del recurrente sea prescindir de la posibilidad de ocupar el mismo o similar lugar político al que le permitió, por el poder político del que disponía, ejecutar los actos delictivos que se le imputan", precisan los tres magistrados en su resolución. No se trata de impedir que defienda su proyecto político, dice el Supremo, "sino de evitar que lo haga de la misma forma en la que lo ha hecho hasta ahora".

La decisión se ha adoptado tras celebrarse este jueves una vista de apelación en la que estuvo presente el propio Junqueras, a quien se le dio la posibilidad de dirigirse directamente al tribunal en un turno de última palabra durante unos minutos. Se describió como hombre de paz y a su compromiso en el "diálogo bilateral" en el conflicto político existente en Cataluña para conjurar el riesgo de reiteración delictiva que le mantiene en la cárcel.

Sin embargo, los magistrados no le han creído y señalan en su auto la apuesta por el diálogo de Junqueras "solamente se ha pretendido o planteado (*) como referido exclusivamente a la forma en la que el Estado español pudiera prestarse a reconocer la independencia de Cataluña", lo que conduciría nuevamente a "las vías de hecho en el caso de que, como es racionalmente de esperar, fuera negada o impedida por el Estado".

El ofrecimiento de esa clase de diálogo o la invocación de la bilateralidad en esas condiciones, pues, "no puede valorarse como un indicio de abandono del enfrentamiento con el Estado mediante vías de hecho con la finalidad de obligar a aquel a reconocer la independencia de Cataluña", indica el auto, que argumenta en tono muy contundente las razones para mantener a Junqueras en la cárcel a lo largo de 27 páginas.

Incide en que el ejercicio de algunos cargos políticos no supone la impunidad y recuerdan que Junqueras ya sabía cuando concurrió a las elecciones que existía este proceso penal y que ello podría limitar su actividad política en algún aspecto.

"Es evidente que las consecuencias de la posición de investigado, procesado, inculpado o acusado en un proceso penal (de Junqueras), no pueden sortearse mediante la designación del interesado como candidato en unas elecciones", añade el auto de la Sala de lo Penal del Supremo.

Por unanimidad, los magistrados Francisco Monterde, Alberto Jorge Barreiro y Miguel Colmenero (que ha actuado de ponente de la resolución) que integran la Sala de apelaciones han determinado, en la fase provisional de la causa en que nos encontramos, que existen indicios de la comisión por parte de Junqueras de delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, y que también existe un riesgo relevante de reiteración delictiva al no existir ningún dato que permita entender que el recurrente tiene la intención de abandonar la vía seguida hasta ahora.

Poco después de hacerse pública la decisión, Junqueras ha agradecido el apoyo recibido y ha pedido a sus seguidores que transformen "la indignación en coraje y perseverancia".  "Persistid porque yo persistiré", ha expresado en un apunte en su cuenta de Twitter y también ha pedido que se mantenga la fuerza y la unión.

"En estos días que vendrán, manteneros fuertes y unidos. Transformad la indignación en coraje y perseverancia. La rabia en amor. Pensad siempre en los otros. En lo que tenemos que rehacer. Persistid porque yo persistiré. Gracias por todo vuestro apoyo. Os quiero", ha expresado.

"La presunción de inocencia cotiza a la baja"

También tras conocerse la noticia, el abogado de Junqueras, Andreu Van den Eynde, ha afirmado que "la presunción de inocencia cotiza a la baja" y ha acusado al Tribunal Supremo de forzar la realidad en el auto en el que rechaza excarcelarlo creando una "realidad alternativa" en la que el exvicepresidente de la Generalitat sería una persona violenta e instigador de la violencia.

En declaraciones este viernes tras la decisión del Alto Tribunal, el letrado ha considerado que el auto que lo mantiene en prisión es materialmente una sentencia: "Declara culpable a alguno en un procedimiento que ni tan solo ha comenzado".

Ha defendido que ellos presentaron un recurso poniendo en cuestión cosas como el riesgo de reiteración o la ponderación de la prueba, que cree que es lo que corresponde en este momento procesal, pero el tribunal no ha entrado a analizarlo sino que "habla de cosas que no son objeto de recurso" sino de un eventual juicio. "Nos deja una decepción enorme. El derecho penal no es esto que estamos viendo en esta resolución", ha considerado el abogado de la defensa, que ha dicho que recurrirán a otras instancias.

"Ya no son presos políticos, son rehenes"

También ha criticado la decisión del Tribunal Supremo de mantener la cárcel preventiva al líder de ERC el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, quien ha lamentado que sigan cuatro líderes soberanistas en prisión: "Ya no son presos políticos, son rehenes".

En un apunte en Twitter, Puigdemont asegura que el independentismo siempre ha apostado por la "vía pacífica" y que la única respuesta que ha encontrado es la cárcel para sus dirigentes. "Las urnas han hablado tres veces inequívocamente. Pese a esto, Junqueras está retenido en Estremera. Y los Jordis. Y Quim", lamenta el también líder de JuntsxCat, en Bélgica desde finales de octubre.

Puigdemont señala que "hay un conflicto a resolver entre Cataluña y España" y lamenta que solo la parte catalana ha apostado por el diálogo para tratar de resolverlo.

Siguen en prisión preventiva, aparte de Junqueras, el exconsejero de Interior, Joaquim Forn; el número dos de JuntsxCat, Jordi Sànchez, y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud