Política

El 10-N pone en apuros las finanzas de Ciudadanos: ingresará cuatro millones menos que tras el 28-A

  • La bajada de 57 a 10 escaños y la salida del Senado descuadran los números
Inés Arrimadas. Foto: Luis Moreno

Los resultados electorales que Ciudadanos obtuvo el 10N pondrán en apuros las finanzas del partido. La debacle en votos y en escaños, tanto en el Congreso como en el Senado, unido a que en estos comicios las subvenciones del Estado han sido más bajas, provocará pérdidas millonarias a la formación.

El éxito en las urnas del 28 de abril propició la llegada de más de 5,1 millones de euros al partido que hasta este lunes lideró Albert Rivera. Esta cuantía resultó de varios conceptos.

Por cada escaño logrado en el Congreso y en el Senado la administración dio a las formaciones electorales 21.167,64 euros. Rivera y los suyos obtuvieron 57 escaños en el Congreso y cuatro senadores, por lo que la organización recibió 1,2 millones de euros y 84.670 euros, respectivamente.

Además, por sus 4.155.665 votos para la Cámara Baja percibió 3,3 millones de euros, resultado de aplicar a cada papeleta una contraprestación estatal de 0,81 euros.

En el Senado tampoco le fue mal: sus cuatro senadores sumaron 1,4 millones de papeletas con sus nombres marcados y, como a estos votos el Estado subvencionó con 0,32 euros, a Ciudadanos llegaron unos 465.713 euros más.

Cuatro millones menos por el 10-N

Sin embargo, lo que la formación naranja recibirá del Estado por las elecciones del pasado domingo, 10 de noviembre, será algo más de un millón de euros. La pérdida es sustancial: cuatro millones menos.

La repetición electoral ha generado una importante crisis política en Ciudadanos tras la dimisión de Rivera, pero va a ocasionar también una crisis económica.

Por sus 10 escaños recibirá 148.173,5 euros debido a que cada uno está subvencionado con 14.817,35 euros, cuantía inferior a la de abril. Y sus 1,6 millones de votos -2,5 millones menos que los obtenidos hace seis meses- se subvencionan a 0,57 cada uno; total, 933.397,8 euros. 

Además Ciudadanos ha quedado fuera del Senado.

En el sistema actual, tener representación parlamentaria es fundamental ya que las Cámaras también dan subvenciones mensuales por ello. Por un lado, una subvención fija de 29.026 euros; por otro, una variable en función del número de escaños de 1.670 euros.

Tras las elecciones del 28 de abril, y una vez se convirtió en grupo parlamentario con 57 escaños, Ciudadanos comenzó a recibir del Congreso unos 124.225 euros mes a mes.

Tras las elecciones del 10 de noviembre, y en cuanto se convierta en grupo parlamentario propio, recibirá 45.727 euros, es decir casi 78.500 menos todos los meses.

La web de la formación naranja especifica con qué presupuestos (consultar aquí en .pdf) cuenta para este ejercicio de 2019. Sus ingresos ascienden a 17,7 millones de euros gracias a varias partidas, entre ellas la de las subvenciones públicas de casi siete millones (dentro de las cuales deberían estar las que propiciaron sus resultados del 28 de abril).

El capítulo de gastos alcanza los 16,8 millones. Los más altos son los de personal, unos 4,4 millones, y de "funcionamiento" (sin precisar más), unos 7,1 millones.

La caída de ingresos derivada de las elecciones del 10-N obligará a los tesoreros de la formación a ajustar los gastos, especialmente los derivados de sus trabajadores y los del alquiler de la sede de Madrid.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.