Política

La Generalitat descarta negociar o abordar la situación política de Cataluña con Moncloa hasta después del 10-N

  • Los nuevos presupuestos catalanes, aparcados también hasta entonces
Pedro Sánchez y Quim Torra.
Madrid

A pesar de que la crisis política en Cataluña se ha acentuado tras la sentencia del juicio a los acusados de impulsar del 'procés', la Generalitat descarta que se nuevas negociaciones con Moncloa para solventar la situación hasta, al menos, después de las elecciones del 10 de noviembre.

Así lo indican fuentes cercanas al Govern, que precisan que el perfil electoral que esta adoptando Pedro Sánchez impide que se pueda abrir una mesa de negociación. Y aseguran que las razones que argumenta el presidente del Gobierno en funciones para no contactar a Quim Torra no son válidas puesto que, bajo su punto de vista, el 'president' de la Generalitat sí que condenado la violencia.

En cualquier caso, esta información no hace sino confirmar que la relación entre Madrid y Barcelona está rota y retomar contactos no interesa a ninguna de las partes, sobre todo con unos comicios como los generales en perspectiva. Por un lado, Sánchez quiere evitar que se le acuse de facilitar cualquier inclinación hacia los independentistas catalanes, como confirma su argumento electoral de que una eventual victoria más holgada que en las anteriores elecciones el 10 de noviembre -algo que parece cada vez más improbable, a tenor de las encuestas- permitiría romper la dependencia que padecería el PSOE de los escaños de ERC.

Por el otro lado, los partidos independentistas, sobre todo ERC, aspiran a mejorar todavía más sus resultados en Cataluña, una meta cuya estrategia parte de una enfrentamiento contra el Estado, más si cabe por la penas a los políticos del 'procés'. De ahí el contradictorio discurso que ofreció este jueves en Madrid el vicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. Al mismo tiempo que aseguraba que la Declaración de Pedralbes, pactada entre Sánchez y Torra el año pasado, debía servir como base para la negociación del futuro de Cataluña, afirmaba que "el camino a la independencia es irreversible. La opinión pública española debe entender que, para millones de catalanes, el autonomismo ha muerto".

Plazos para los presupuestos

Dichas fuentes indican que estos mismos plazos van a funcionar en el caso de los presupuestos autonómicos de Cataluña. Por lo pronto, la Generalitat descarta retomar las negociaciones de las cuentas hasta entonces. ¿Lo vicia todo el clima electoral? Puede ser, pero en el 'Govern' se muestran esperanzados. Consideran que los Comunes podrían apoyarlas y, con los respaldos independentistas sumados, sacarlas adelante.

La alternativa no es positiva. Si la Generalitat no logra sacar adelante los presupuestos, Cataluña se enfrentaría a su tercera prórroga presupuestaria consecutiva, un escenario que podría provocar un cada vez más reclamado adelanto electoral en la región. Se trataría de "una situación difícil", tal y como ha admitido el propio Pere Aragonès.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.