Política

Joan Ribó reclama a CaixaBank 4 millones robados a la EMT de Valencia

  • El ayuntamiento responsabiliza al banco del robo sufrido en la empresa
  • "No cumplió ni los protocolos ni la legislación", acusa el alcalde
  • La EMT ordenó a CaixaBank transferir el dinero a los estafadores
Joan Ribó, alcalde de Valencia. Foto: EFE
Valenciaicon-related

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, carga contra CaixaBank por el robo de 4 millones de euros que ha sufrido la EMT, su Empresa Municipal de Transporte. El dirigente, en declaraciones a los medios de comunicación tras presidir el acto de conmemoración del Día de la Policía Local, ha explicado que el "objetivo" del gobierno local y de la EMT es "muy claro: que el dinero vuelva". Y al respecto, preguntado por las conversaciones mantenidas con CaixaBank (el banco al que la empresa pública ordenó las transferencias en favor de los estafadores), el alcalde ha expuesto que desde la firma se ha trasladado a la entidad financiera "un requerimiento para que devuelva el dinero que estaba custodiando".

"La entidad bancaria correspondiente no cumplió ni los protocolos ni la legislación. Hay legislación en España de prevención de la corrupción y hay un lugar al que fue el dinero, Hong Kong, que está en la lista de paraísos fiscales", ha manifestado. No obstante, ha aseverado que la cuestión se quiere "resolver" con el banco "lo más amigablemente posible" y "de la manera mejor posible". "Voy a ser prudente y no voy a entrar en más detalles", ha agregado.

Por otra parte, preguntado por la decisión del juez de citar como investigada a la trabajadora despedida por la EMT al conocerse la estafa, ha manifestado que es ha considerado "absolutamente normal". "Es absolutamente normal que la cite a declarar. Creo que podemos afirmar que sin su trabajo y actividad este fraude no se hubiera producido", ha señalado el primer edil, que ha reiterado que el "objetivo" del consistorio y de la EMT es recuperar el dinero defraudado y ha anunciado que la administración local, como propietaria del "cien por cien de las acciones" de esta compañía pública de autobuses se personará en dicha causa.

"Es normal. He podido leer su declaración jurada --la de la extrabajadora--, creo que ahí hay unos indicios clarísimos de culpabilidad", ha agregado. Ha matizado que es "el juez" y no él quien "ha de juzgar" lo ocurrido pero ha insistido en que "si no hubieran dado estas actuaciones, el fraude no se hubiera producido".

Así, ha considerado que en la estafa detectada en la EMT hay "dos piezas fundamentales, esta --en alusión a la exempleada-- y la de la entidad bancaria" a través de la cual se hicieron las transferencias que reclamaban los estafadores. "Si los dos hubieran actuado como toca, según los protocolos, nada del fraude se hubiera producido", ha reiterado el alcalde.

Preguntado por si lo ocurrido se podría haber evitado si hubieran existido más mecanismos de control en la empresa municipal y por el hecho de que la jefa de Gestión de la compañía, de baja maternal cuando se produjo el fraude y una de las dos personas con firma mancomunada para realizar pagos, mantuviera sin estar trabajando esta capacidad, Ribó ha afirmado que "mantener la firma mancomunada no quiere decir nada respecto a este fraude".

"No tiene nada que ver con él. Es una cuestión normal que por lo que sé permite Inspección de Trabajo perfectamente", ha agregado, además de afirmar que "el fraude se ha producido porque alguien ha facilitado unas firmas que se han podido falsificar y ha quebrantado de una manera muy clara los procedimientos --de control-- que se habían planteado en 2017".

"No tiene nada que ver con la firma mancomunada. Si se hubiera utilizado no hubiera pasado. Así de sencillo", ha dicho respecto a la falsificación de firmas hecha por los estafadores. "Si la firma hubiera pasado por ella no hubiera habido fraude", ha subrayado.

Por otro lado, preguntado por las demandas que hace la oposición municipal --PP, Cs y Vox-- para que el concejal y presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, y el gerente de la entidad, Josep Enric García, dejen sus responsabilidad, Joan Ribó ha dicho que "puede hacer y decir todo lo que quiera" y ha apuntado que desde el gobierno local se le facilitará "todo a lo que legalmente tenga derecho".

El alcalde ha destacado que convocó el pleno extraordinario que reclamó el PP y que respaldaron Cs y Vox sobre EMT "rápidamente" atendiendo a esta solicitud y al "derecho que tiene la oposición contemplado en la ley"; ha recordado que en esa sesión se acordó, por medio de una enmienda del equipo de gobierno, introducir medidas para mejorar "los mecanismos de seguridad" en las actuaciones municipales relacionadas con las nuevas tecnologías y que comparecerá en la sesión ordinaria de octubre para hablar de esta compañía tras el fraude.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud