País Vasco

Iberdrola reaviva su conflicto con Siemens Gamesa por las compras por 26 millones que ha realizado a Siemens

El consejero delegado, de Siemens Gamesa, el alemán Markus Tacke, (c) junto al presidente, Miguel Angel López, (i) recibe la felicitación de un accionista. EFE/Luis Tejido
Bilbao

Iberdrola, propietaria del 8% de Siemens Gamesa, ha reavivado el conflicto con su participada, en la Junta General de Accionistas de ésta última celebrada en Bilbao. La compañía eléctrica ha criticado la gestión de Siemens Gamesa con acusaciones sobre supuestos favoritismos en operaciones de compras por valor de 26 millones de euros de la empresa eólica con la multinacional Siemens, su socio mayoritario.

El letrado de la Secretaría del Consejo de Administración de Iberdrola, Mikel Arrieta, que ha tomado la palabra, en representación de la eléctrica vasca, en la junta que Siemens Gamesa ha celebrado este miércoles en Bilbao, ha criticado de nuevo la gestión de la compañía y su falta de autonomía con respecto a su socio mayoritario Siemens.

Según ha recordado, en la junta de 2018, Iberdrola pidió "el compromiso de reforzar el gobierno corporativo de la sociedad para garantizar que prevaleciera el interés social en la aprobación de operaciones vinculadas". Su objetivo, ha explicado, era "proteger a los accionistas minoritarios y la independencia de Siemens Gamesa, de conformidad con los acuerdos de fusión".

Sin embargo, ha asegurado que la compañía mantiene su "dependencia de la compañía alemana , como muestra la preocupante proliferación de contratos de Siemens Gamesa, tanto con Siemens como con sociedades del grupo".

Iberdrola ha reclamado que se adopten, cuanto antes, "las medidas necesarias para que Siemens Gamesa pueda operar de forma independiente". Además, ha solicitado información acerca de todos los pagos realizados al Grupo Siemens "para poder confirmar que Siemens Gamesa goza de autonomía".

En este sentido, ha señalado que "llama la atención que se hayan celebrado operaciones por un importe de 26 millones de euros con el grupo alemán, que anteriormente, la antigua Gamesa, prestaba de forma autónoma o con un tercer proveedor".

Arrieta también ha alertado de que estas operaciones "supongan un paso más hacia la integración total de Siemens Gamesa en Siemens".

Procesos transparentes y con rigor

Tanto el presidente de Siemens Gamesa, Miguel Ángel López, como el consejero delegado, Markus Tacke, han negado estas acusaciones aludiendo "al buen Gobierno Corporativo de la compañía y a la existencia de una Comisión de auditoría que analiza y controla todos los procesos con rigor, como muestra que está formada por tres consejeros independientes".

 "Cada operación se realiza en un proceso claro y transparente, y solo se autorizan las transacciones para el bien de la compañía", han asegurado los directivos.

Markus Tacke puntualizó que "el grupo eólico aplica los mismos principios con sus dos principales accionistas, Iberdrola y Siemens y ni les favorece ni lo contrario". Además, constató que "Siemens Gamesa es una empresa independiente y lo seguirá siendo".

A pesar de sus críticas, Iberdrola votó en la junta a favor de las cuentas anuales de 2018 y del correspondiente informe de gestión, y se abstuvo en el punto 13 del orden del día, relativo al plan de retribuciones de los principales directivos.

Futuro optimista

Al margen de la polémica, la Junta de Siemens Gamesa confirmó el aumento de pedidos y el optimismo para el futuro de la empresa, tras cerrar su año fiscal 2018 (de octubre de 2017 a septiembre de 2018) con un beneficio de 70 millones de euros, que incluye el impacto de los costes de reestructuración e integración entre Gamesa y la división eólica de Siemens.

Las buenas perspectivas se corroboraron con unos pedidos en el último trimestre de dos mil millones de euros, que se suman a los 22.800 millones que ya tenía la compañía.

Respecto al ejercicio 2019 y en línea con su cartera, Siemens Gamesa prevé que las ventas crezcan hasta los 10.000- 11.000 millones, con un margen EBIT pre PPA y costes de integración y reestructuración de entre el 7 y el 8,5 por ciento. "Estas previsiones reflejan la confianza en el programa L3AD2020 y factores adversos, como los precios de las materias primas y la volatilidad de los emergentes", señaló Markus Tacke.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin