País Vasco

José Alberto Pradera: "Hay que eximir del Impuesto de Patrimonio a quien genera empleo y actividad"

  • "En política hay que aprovechar las oportunidades y estar donde se juega algo importante para Euskadi"
  • "En Cataluña lo grave es la falta de seguridad jurídica institucional y tendrán que cambiar personas"
José Alberto Pradera. DOMI ALONSO
Bilbao

Euskadi tiene la fiscalidad más competitiva del Estado en relación con las demás regiones, según el Índice de Competitividad Fiscal (IACF). Bizkaia lidera el ranking seguida de Álava, pero comunidades como Madrid avanzan rápidamente superando ya a Gipuzkoa. Y es que un impuesto como el de patrimonio, aún vigente en País Vasco, penaliza, especialmente, a la empresa familiar y a sus ejecutivos. José Alberto Pradera, exdiputado general de Bizkaia, propone eximir de este impuesto a quien genera actividad y empleo, "hay que tratar bien al gestor para que desarrolle proyectos en el territorio", afirma.

¿Qué visión prospectiva de Euskadi podría realizar en términos políticos, económicos y sociales?

Si nos mantenemos en el valor del mundo solidario y cooperativo vamos a ser un territorio amable con el ciudadano. Las instituciones están siendo un reflejo de esa voluntad social y mientras se mantenga veo un horizonte positivo. Ya han pasado 40 años para ver la importancia que ha tenido el marco institucional a favor, aunque el origen fue muy duro con ETA. El modelo basado en la cooperación ha hecho que la transversalidad funcione y en Euskadi se ha demostrado que se ha negociado por todos los lados.

¿Qué opinión le merece que transcurridos 40 años el Estatuto de Gernika siga incompleto?

Es una pena. Un total de 37 transferencias pendientes que algunas se han quedado a día de hoy irrelevantes y, en cambio, han surgido otras de interés: el desarrollo digital, la seguridad de las personas, el tema cibernético, el asunto fiscal respecto a la tasa Google... Nuevas figuras impositivas sobre actividades de una potencia tremenda. Bruselas está definiendo materias nuevas y sería bueno estar allí y participar en su desarrollo.

¿Cómo se puede participar en el desarrollo de esas materias?

El País Vasco tuvo una oportunidad en 1993, cuando Felipe González y Solchaga ofrecieron al PNV entrar en el ministerio de Industria, pero no se aceptó. Igual hay una segunda oportunidad con Pedro Sánchez. Por ejemplo, una secretaría de Estado de Energía consolidaría al sector energético vasco y Euskadi daría equilibrio al Gobierno, con un lehendakari con una imagen de racionalidad, de gestión, de hacer bien las cosas. Hay que aprovechar las oportunidades, porque en política hay que estar donde se juega algo importante para Euskadi.

Bizkaia lidera el Índice de Competitividad Fiscal (IACF). ¿Está en peligro esta posición?

Patrimonio es el que está generando un problema muy serio. Su efecto de recaudación es pequeño y lastra, fundamentalmente, a personas activas. Mi propuesta es que aquellos que tienen una posibilidad de generar o mantener empleo, estén exentos del impuesto de patrimonio. Si se puede cobrar patrimonio al que no genera actividad o mantiene empleos. pero el que genera actividad ya paga por otras vías. Y bajar Sociedades no es una solución, hay que ser incentivador con el gestor, porque si se le trata bien desarrollará más proyectos en el territorio que le cuida.

¿Ayudan los fondos creados por el Gobierno vasco para invertir y participar en empresas al desarrollo de inversiones?

Euskadi tiene un planteamiento fiscal atractivo y un capital humano preparado para tener éxito en el desarrollo de proyectos de inversión. Los fondos de arraigo y las ayudas son fundamentales, porque por cada 100 que otorgas de subvenciones estás ayudando a generar una recaudación de 1.000 y el territorio recupera la inversión realizada con creces.

¿Qué opina sobre la situación que atraviesa Cataluña?

En Cataluña lo grave es la falta de seguridad jurídica. Han roto el modelo institucional, el de la seguridad jurídica, y tendrán que cambiar personas que den confianza otra vez al modelo. En Euskadi nos pasó y tuvimos que cambiar. Y allí, con la gravedad que tienen, también debería cambiar la parte del Gobierno de Madrid y las prácticas de gestión de la negociación tienen que ser otras. Cataluña necesita una nueva generación de políticos que empiece a plantear el tema institucional en serio. Con inseguridad jurídica no hay economía, ni política, ni sociedad, ni nada y Cataluña ha dado el salto con Torra. El tema clave es la seguridad jurídica institucional y cambiar personas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum4
forum Comentarios 4
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

JuanSinMiedo
A Favor
En Contra

Ya lo saben ustedes.... Solo a los que crean empleo, o sea a "el" mismo ¡¡ como no !!

Estos vascos, son la monda, siempre..."todo igual para todos, menos para nosotros"

Querido José Alberto..... También crea empleo, quien compra una acciones de una empresa, pues con ese dinero, la misma al ampliar capital, puede ampliar su negocio, para lo cual crea puestos de trabajo.

Querido José Alberto..... También crea empleo, aquel que compra una vivienda para destinarla al alquiler, pues con ello, existe una constructora que ha construido esa vivienda, para lo cual ha tenido que contratar a trabajadores, o sea crea puestos de trabajo, y en cascada a todas las empresas de suministros que también crean puestos de trabajo.

Querido José Alberto..... También crea empleo, aquel que compra deuda, pues con ella, y a quien va destina esa compra, vuelve a poder crecer, creando igualmente puestos de trabajo.

Querido José Alberto, flaco favor os hacéis la clase empresarial vasca, al seguir apoyando a un PNV, partido como es sabido de las clases burguesas y empresariales vascas, y que a la par "juega" a ser ahora ANTISISTEMA, para ver si así, y al igual que desde toda la Transición, os toca mas "pasta"...mas PRIVILEGIOS, y con tus manifestaciones, se demuestra que.... + DE LO MISMO.

Puntuación 5
#1
JonS
A Favor
En Contra

Pradera, con esa ideología, métete ya al PP (o a Vox). No sé qué haces en el PNV, aunque si, ya sé lo que haces, a fin de cuentas entre PNV y PP hay pocas diferencias. Gaixoa Euskal Herria, jendilaje honekin, hauek abertzaleak ?

Puntuación -4
#2
Incrédulo
A Favor
En Contra

Y a quien no lo genera. Por qué se ha de pagar por tener un patrimonio que ya ha pagado impuestos antes de constituirse.

Es el impuesto de los ENVIDIOSOS.

Puntuación 4
#3
Simonides
A Favor
En Contra

Pradera , estas vendiendo la burra y me parece bien.

El impuesto del patrimonio es una aberración que usan los que no saben administrar nada ni su casa.

Que se premie el derroche, la torpeza y demás y penalice al ahorrador que ha pagado impuestos es absurdo aunque para socialistas quitar al que tiene más que ellos está bien.

Puntuación 3
#4