Otros sectores

Cebrián se blinda en Prisa y ofrece el control al grupo mexicano Herradura

  • Compraría deuda para capitalizarla en una acción diseñada por JP Morgan
Juan Luis Cebrián. Foto: Archivo.

El presidente del grupo Prisa, Juan Luis Cebrián, está maniobrando para blindarse en el cargo. Con su gestión cuestionada por una gran parte de los accionistas, que empiezan a pedir su salida, ha ofrecido el control de la editora de El País y la Cadena SER al empresario mexicano Roberto Alcántara, propietario de un 8,92% del grupo editorial español a través del Grupo Herradura.

Según han confirmado fuentes próximas al capital de Prisa, Alcántara estaría preparando la compra de deuda junior -con menores garantías de cobro respecto a la senior- para capitalizarla posteriormente por acciones. El mexicano se haría así con el mando de la editora y Cebrián se garantizaría su puesto al frente de la misma, ante las últimas peticiones de destitución.

Aunque Juan Luis Cebrián negaba ayer a elEconomista cualquier tipo de "negociación personal con Herradura", Prisa no ha desmentido la operación, que no valora porque "las reuniones del consejo son confidenciales".

El nexo de unión entre Juan Luis Cebrián y Alcántara, que son íntimos amigos, es el empresario iraní Farshad Zandi. Se trata del fundador de la petrolera Star Petroleum, con sede en Luxemburgo y dedicada a la explotación de campos petrolíferos en África, de la que ambos han sido socios.

El importe final de la compra de deuda que se está orquestando por parte de Alcántara no estaría cerrado, pero podría elevarse hasta un máximo de 428,9 millones de euros, que es a lo que asciende el pasivo con menores garantías de cobro del grupo. A la espera de que la empresa haga pública sus cuentas anuales, la deuda neta financiera total de Prisa se elevaba al cierre del tercer trimestre de 2016 a 1.587,4 millones de euros, lo que supone un 4,4% menos que a 31 de diciembre de 2015.

El diseño de la operación

El diseño de la operación ha corrido a cargo de JP Morgan y permitiría a la compañía una sustancial reducción de su apalancamiento, a la espera de que se decida si finalmente se vende o no Santillana, por la que Prisa está pidiendo 2.000 millones de euros.

Cebrián y Alcántara podrían presentar la operación este mismo viernes, en una reunión del consejo de administración, lo que podría desencadenar un choque de trenes.

Según las fuentes consultadas por este periódico, la mayoría de los miembros del órgano ejecutivo desconoce actualmente estos planes y los apoyos de Cebrián son cada vez más limitados. Ante estos últimos movimientos, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, intentó trasladar este jueves un mensaje de tranquilidad y aseguró que la operadora está "muy cómoda" con su participación actual y no planea ninguna desinversión para obtener ingresos extraordinarios.

La entrada en el grupo

Alcántara desembarcó en Prisa en septiembre de 2014, después de que la compañía aprobara unos meses antes una ampliación de capital por importe de 100 millones de euros a un precio de 0,53 euros por acción, que el mexicano suscribió íntegramente. El precio pagado entonces suponía una prima cercana al 40% sobre el valor medio ponderado de las acciones de la compañía durante los tres meses anteriores y los fondos obtenidos se destinaron a la recompra de deuda de diversas entidades financieras acreedoras.

Actualmente, es el cuarto accionista de Prisa, por detrás de la familia Polanco, que controla a través de la patrimonial Rucandio un 17,5% del capital; del fondo Amber Capital, que tiene un 15,8%, y del HSBC, con otro 9,5%.

Nacido en Ciudad de México en 1950, Alcántara es un empresario dedicado al transporte de pasajeros, siendo presidente de Grupo Toluca y de la aerolínea de bajo coste VivaAerobus, que fundó en 2006 con el promotor de la irlandesa Ryanair. Además, es accionista y presidente del consorcio Iamsa, que agrupa las mayores empresas de transporte en México.

comentariosforum4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Fernan
A Favor
En Contra

Otro que debería haber dimitido hace años, como Ron el del Popular, reciben una empresa saneada y ejemplo de las demás y la convierten en un guiñapo, pero sus sueldazos inamovibles e incluso se los suben.

Que quiten a este señor YA.

Puntuación 44
#1
Vete a tu casa¡¡¡
A Favor
En Contra

Hay personajes que no saben retirarse a tiempo y este es uno de ellos.

No se ha enterado de que la sociedad ha cambiado y ya no admite lo que hacía antes.

Este es, junto con González, el que pretendía que Sánchez apoyara a Rajoy, no???

Puntuación 9
#2
Pedro
A Favor
En Contra

Viene de familia franquista, pero él es obrero

Puntuación -2
#3
Alucino
A Favor
En Contra

Pedro #3

¿Obrero de la construcción o del metal?

Puntuación 1
#4