Opinión

Las 7 magníficas: ¿burbuja o profecía?

Dice la sabiduría popular -que en el mercado sería el "consenso del mercado"-, que el hecho de que siete grandes empresas tecnológicas sean las responsables de la subida del SP 500 es síntoma de "burbuja". Pero como en los mercados el consenso se equivoca más que acierta, hemos decidido revisar cómo de sabia es esa sabiduría.

Es cierto: las grandes tecnológicas están que se salen: por ejemplo, Amazon, Apple, Microsoft, Google y Nvidia han subido en 2024 un 27 %, mientras que el resto del SP 500 solo ha subido un 6 %. Y las llamadas "siete magníficas" (las anteriores junto a Meta y Tesla) ya suponen casi el 30 % de la capitalización del índice SP 500.

Quienes hablan de burbuja recuerdan que en la época de las empresas.com ese peso era del 20%. Y aquello fue una burbuja. Pero esta comparación nos suena ya un poco sesgada (en los mercados, las opiniones tienen mucho que ver con las posiciones que tiene cada inversor y cada "opinador"). Pero vamos a comprobarlo.

Para empezar, las 7 magníficas actuales facturan infinitamente más que en el año 2000. Y ahora ganan muchísimo dinero. Esas mismas empresas (o sus equivalentes de aquella época) o no ganaban o sus beneficios eran muy reducidos, cuando comenzaban a desarrollarse como empresas nuevas. Y no les digo la diferencia en cuanto a facturación. La comparación no se sostiene: es como comparar un niño con un adulto.

Respecto a los beneficios, las siete magníficas son las que más dinero ganan del mercado. Con diferencia. Y sus resultados están batiendo todas las previsiones de los analistas. El valor más acusado de ser burbuja, Nvidia, ha cuadruplicado beneficios en el último trimestre. Y de ahí en adelante, con alguna excepción, como Tesla.

Es más: mientras los beneficios por acción de las siete magníficas se han disparado y marcan récords en el primer trimestre del año, los del resto del mercado han caído casi un 4%. Si el SP 500 está batiendo récords en beneficios por acción y sorprendiendo a todos los analistas se debe sobre todo a las siete magníficas. Desde luego ese no era el caso en el año 2000.

Pero hay algo más: estas empresas se están haciendo con los negocios más importantes y rentables del mundo. Y probablemente no hayan acabado.

El motivo por el que en Nextep decidimos en su día darle mucho más peso al sector tecnológico que al resto (con la única excepción del año 2022, por motivos obvios) era que las empresas digitales se iban a quedar con el negocio de las analógicas.

Y así ha sido. Y sigue siendo. Amazon se ha quedado con el grueso del negocio del comercio y Google y Meta con el de la publicidad (antes era de los medios de comunicación). Y Tesla le ha dado un buen mordisco al sector del automóvil, con un Elon Musk imparable.

Por su parte, Apple no solo se ha hecho con las comunicaciones: también se ha quedado con el negocio de las compañías discográficas (y Spotify, pero no se encuentra entre las siete magníficas). Por su parte, Microsoft se ha quedado con el grueso del negocio del software. Y el que no es de Microsoft es de Apple. Y tanto Amazon como Microsoft son los reyes de la nube, es decir, del mundo virtual de los datos, algo de enorme importancia en el mundo del futuro, el de la Inteligencia Artificial Generativa (IAG).

Finalmente tenemos a Nvidia, que en la revolución digital podría compararse a los productores de hierro, carbón o petróleo en la revolución industrial. Quien quiera incrementar la productividad de su empresa implantando algoritmos y robots de IAG, tendrá que comprar micro procesadores cuyo mayor fabricante es Nvidia.

Hay una película de los hermanos Marx en la que Groucho crea una compañía que llama "Abarca y Devora". A lo mejor las siete magníficas son las nuevas "Abarca y Devora". Representan un llamativo 30 % de la capitalización bursátil del SP 500, cierto, pero ¿no podrían llegar a hacerse con el 30 % de los negocios más importantes del mundo?.

Los mercados descuentan en los precios expectativas de resultados futuros. Visto el crecimiento que han tenido y como han "abarcado y devorado" al resto, no parece una idea carente de fundamento. Y más con la gasolina que va a suponer la implantación de la IAG en la economía. Porque ¿Quién va a sacarle más partido a la IAG, un pequeño comercio o Amazon? ¿Google / YouTube o un medio de comunicación?. ¿Cuánto tardarán Apple o X en "devorar" una parte del sector financiero ? ¿O no nos damos cuenta de que ya pagamos con el móvil?

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud