Opinión

Hipotecas al 100%: La gran desconocida antes de los avales ICO

  • El Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana prevé invertir hasta 2.500 millones de euros para cubrir hasta el 20% del importe del préstamo hipotecario

Con la reciente decisión del Gobierno de España de sacar adelante una nueva línea de avales para ayudar a los jóvenes menores de 35 años y familias con menores a su cargo a cubrir los gastos hipotecarios de hasta el 25% sobre el importe total, se ha vuelto a poner sobre la mesa el debate sobre las hipotecas al 100%. Leyendo algunos medios y escuchando determinadas tertulias parecería que esta es una opción nunca antes vista en nuestro país y solo al alcance de la ciudadanía por mediación gubernamental, nada más lejos de la realidad.

Centrándonos en el nuevo plan de ayudas para el Gobierno, debemos mencionar que el Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana (MIVAU) prevé invertir hasta 2.500 millones de euros para cubrir hasta el 20% del importe del préstamo hipotecario, llegando al el 25% en aquellos casos en los que la vivienda adquirida disponga de una calificación energética D o superior. ¿El objetivo del Ejecutivo? Promover la adquisición de hasta 50.000 inmuebles en los próximos años.

Toda medida que tenga como objetivo incentivar la compra entre los jóvenes, un segmento duramente castigado por las crisis, la inflación y las subidas de precios, es positiva y recibida con los brazos abierta por el sector, sin embargo, hay que ser muy cauto a la hora de solicitar estos avales ICO, pues no todo el mundo está preparado para afrontar la carga financiera que supone una hipoteca.

Para saber si el perfil de un español es apto o no se debe pasar, siempre que sea posible, por las manos de un experto, en este caso un mediador hipotecario; ya que no hacerlo puede traernos muchos dramas en el futuro cercano.

Como mencionamos, los jóvenes de hoy en día han visto reducida drásticamente su capacidad de ahorro y poder adquisitivo, lo que les impide, tristemente, lanzarse con garantías al mercado de la compraventa. Pero si determinados perfiles no consiguen acceder a una hipoteca no es porque las entidades bancarias no quieran, sino porque es lo mejor para ellos. Un joven sin ahorros y con un salario bajo no debería, bajo ningún concepto, endeudarse sin tener una experiencia de pago previa que le avale.

Es labor de un intermediario estudiar el caso individual de cada solicitante y, con toda honestidad y confianza, decirle cuál es su endeudamiento óptimo y máximo, y el precio máximo de vivienda al que puede aspirar. Marcar unos límites que nunca deberían cruzarse, y que ahora, con los avales ICO, podrían traspasarse.

Sin embargo, tal y como mencionábamos en el inicio de este escrito, las hipotecas al 100% no son un concepto nuevo, y es algo que llevamos haciendo en el sector desde hace décadas. De hecho, aquellos perfiles que reciben el visto bueno de un intermediario tienen una tasa de éxito para conseguir este tipo de préstamos que ronda el 95%.

¿Y cómo deben ser estas personas? Ciudadanos cuyos ingresos no superen el 35% del endeudamiento, con una estabilidad laboral contrastada y que su vivienda se sitúe por encima de los 100.000 euros. Para inmuebles de un importe menor, existen también alternativas, como solicitar un préstamo al 90% del precio de compra y el 10% restante con un préstamo personal a largo plazo.

Este último año, de hecho, hemos detectado un aumento de consultas de ciudadanos que buscan hipotecas al 100%. En su mayoría, se trata de gente que ha estado mucho tiempo en el mercado del alquiler, con algunos ahorros, y que han decidido dar el salto ante la tendencia alcista en la que se han visto envueltos los precios en España. Aquellas que no han pasado previamente por el alquiler, o que no tienen un historial de pagos a sus espaldas, suelen ser las primeras de las que dudan las entidades, por motivos obvios.

Aquellos que sientan que están "desperdiciando" su dinero en un alquiler y busquen una hipoteca con buenas condiciones, deben saber que el 100% de financiación es algo real y asumible, con o sin ayuda de los avales ICO. Lo primordial, es que conozcan su capacidad de endeudamiento para que el pago de una hipoteca no cambie su vida por completo ni la condiciones. No se debe adaptar el cliente a la cuota, sino que es la cuota la que se debe adaptar a él.

Es por esto que ponemos en duda este tipo de ayudas, que nacen del "agua para todos", y que pueden volverse en contra de los que deberían bonificarse: los jóvenes. Solo un intermediario con experiencia está capacitado para calificar a un cliente y decidir si puede, o no, acceder a una financiación al 100%. Todo lo demás será un regalo envenenado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud