Opinión

Empresarios para el empleo joven

  • La irrupción de la IA cambiará el futuro de muchas de las profesiones, como ya lo ha hecho
Joven mirando el portátil.-Dreamstime.

El empleo juvenil en España se encuentra ante una gran paradoja, escasez de perfiles en sectores relacionados con la tecnología, la hostelería o la ingeniería, y por otro lado, según datos de la EPA del último trimestre del 2023, entre los menores de 30 años, la tasa de paro sube al 21,22%. Una brecha que parece ensancharse año a año y que pone en jaque la productividad de las empresas y la desolación de muchos jóvenes por la imposibilidad de encontrar trabajo.

Desde la Confederación de Jóvenes Empresarios, CEAJE, es un tema que nos preocupa y ocupa, tanto por el lado de las empresas como de las personas. Encontrar la fórmula de la empleabilidad parece harto complicado, sin embargo, vislumbrar algunas de las tendencias que marcarán el empleo juvenil en España, es algo que intentaré desarrollar en estas líneas.

Si bien es cierto que los últimos años han estado marcados por la volatilidad e incertidumbre de una pandemia sanitaria global, parece claro hacia adonde apuntan las grandes tendencias del mercado de trabajo a nivel macro.

La primera está relacionada con una de las características de nuestros tiempos y es la velocidad a la que se producen los cambios, y esta impacta de lleno en cómo los jóvenes, tienen que adaptarse y formarse constantemente para que los conocimientos que demandan las empresas, no se queden pronto obsoletos. La pregunta ya no solo será que estudios tienen más salidas, sino en que me voy a formar a lo largo de toda la vida profesional.

En segundo lugar, parece ya obvio que la tecnología, y en concreto la irrupción de la inteligencia artificial, modificarán, sino lo han hecho ya en muchas profesiones, las tareas convencionales en todos los sectores. Y en este punto es importante hacer una pequeña reflexión por el temor que pueda provocar la automatización de ciertas tareas monótonas y repetitivas; ante los cambios que se puedan producir, es importante siempre estar preparado y orientar lo que sabemos hacer hacia aquello que más se demandará por parte de las empresas.

La tercera gran tendencia estará relacionada con la innovación. Todas las empresas para poder mantenerse y crecer, necesitarán innovar y utilizar el pensamiento crítico para cuestionarse si lo que se ha venido haciendo siempre de la misma manera, sigue siendo válido. Para ello, los jóvenes pueden aportar ese punto de frescura, valentía y riesgo necesario.

Termino, quizás con la tendencia más relevante es el nuevo propósito y compromiso de los jóvenes en las empresas, más ligados a aspectos de impacto social o medioambiental. Todas las generaciones siempre han sido diferentes unas a otras, pero esta viene de serie con unos comportamientos provocados por la tecnología como son la instantaneidad, la transparencia, o una menor resistencia a la frustración, que hacen que las empresas muchas veces no sepan como atraer y "retener" a estos jóvenes, que en algunas ocasiones no buscan tanto empresas para trabajar toda la vida, sino espacios que les desafíen y les permitan desarrollarse.

Todos los sectores y profesiones están cambiando muy deprisa, acelerados por una tecnología que nos pisa siempre los talones, y sin embargo, en la gran paradoja de nuestros tiempos la escasez de talento entiende cada vez menos de la edad del DNI.

Por último, me veo obligado a recordar que los empleos no se crean solos, sino que son los fruto de la iniciativa emprendedora que tanto fomentamos y practicamos desde CEAJE. Los conocimientos y competencias del futuro necesarias para la empleabilidad vendrán marcadas por la velocidad a la que todos los sectores de actividad se adapten, para incorporar la tecnología de forma innovadora y que nadie se olvide de empresarios que arriesguen.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud