Opinión

La sostenibilidad tendrá sus propias 'normas contables' desde el 1 de enero

  • En esa fecha serán de aplicación obligatoria en la UE las NEIS
  • Son 12 normas, con más de 100 requisitos de información y más de 1.000 puntos de datos
La sostenibilidad tendrá sus propias 'normas contables'. Imagen: Istock

En 2023 se celebran los 50 años del primer Plan General de Contabilidad (PGC) en España. La aplicación de las primeras normas contables (PGC 1973) fue voluntaria para las empresas, aunque con el segundo PGC 1990, la aplicación pasó a ser obligatoria, y se introdujo la obligatoriedad de la verificación externa de la información económica. Visite elEconomista ESG, el portal 'verde' de elEconomista.es.

Las normas contables y la verificación externa contribuyeron a la estandarización de la información financiera de las empresas, y a la mejora de la transparencia y la fiabilidad de dicha información. Hoy en día nadie cuestiona la necesidad del PGC, aunque hace 50 años, surgieron voces que criticaban esta normativa, por sus elevados costes de implementación, o por la complejidad de su aplicación. Le puede interesar: Aún quedan 10 años para que los ratings de crédito incluyan el ESG.

Actualmente, las empresas se encuentran delante de un nuevo reto. Se trata de la aplicación de las nuevas normas europeas de información sobre sostenibilidad (NEIS). Estas normas serán de aplicación obligatoria en todos los Estados miembros de la UE a partir del 1 de enero de 2024. El objetivo principal de estas normas, consiste en establecer los requisitos de información de sostenibilidad que las empresas tendrán que reportar, y sentar las bases para la preparación de esta información.

Las NEIS se dividen en 2 categorías de normas: transversales y temáticas. Las 2 normas transversales incluidas en las NEIS, consisten en una norma que describe los principios generales de la información de sostenibilidad, y en otra norma que incluye los requisitos de información relacionados con la interacción entre la sostenibilidad y la gobernanza, la estrategia, y el modelo de negocio de la empresa. Las 10 normas temáticas, se clasifican en 3 grupos: medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG, en sus siglas en inglés). Las 5 normas medioambientales incluyen los requisitos de información relacionados con el cambio climático, la contaminación, el agua y los recursos marinos, la biodiversidad y los ecosistemas, y el uso de recursos y la economía circular. Las 4 normas sociales incluyen los requisitos de información relacionados con las personas trabajadoras de la propia empresa, y de la cadena de valor, las comunidades afectadas, y las personas consumidoras y usuarias finales. Y, finalmente, la norma de gobernanza incluye los requisitos de información relacionados con la conducta en los negocios.

Las NEIS incluyen un total de 12 normas, con más de 100 requisitos de información, que se dividen en más de 1.000 puntos de datos. Aunque es importante destacar que las empresas solo tendrán que informar sobre aquellos temas ESG que sean relevantes para sus stakeholders. Para determinar cuáles son estos temas, las empresas deberán realizar un análisis de doble importancia relativa, o doble materialidad, que les permitirá identificar cuáles son sus principales impactos, riesgos y oportunidades ESG. Para garantizar la fiabilidad de la información, se requiere una verificación externa obligatoria, que deberá realizar un profesional experto independiente. Más transparencia en ASG: así lo indica la nueva directiva CSRD.

Si los motivos para la aplicación obligatoria del PGC estaban relacionados con la fiscalidad empresarial, y la entrada de España en la UE, en la actualidad se trata de medir la contribución de las empresas a la mitigación del cambio climático, a la preservación del planeta, y al desarrollo económico sostenible. En ambos casos, la mejora de la información económica o de sostenibilidad contribuye a mejorar la toma de decisiones, a identificar nuevas oportunidades, y a asegurar la viabilidad futura de las empresas. La energía y el 'ladrillo' son los sectores más alineados con la taxonomía verde.

Salvando las distancias, podríamos decir que las NEIS son las nuevas normas contables, de sostenibilidad. Aunque estas normas incorporan mejoras importantes respecto a la primera normativa contable, que estoy seguro que facilitarán su aplicación: (i) las NEIS son comunes para todos los Estados miembros de la UE, (ii) existe una alta interoperabilidad con los demás marcos y estándares internacionales de información de sostenibilidad (GRI, ISSB, TCFD, etc.), (iii) la información de sostenibilidad deberá presentarse en formato digital (XBRL), y (iv) las pymes no cotizadas tendrán unas normas de aplicación voluntaria con un nivel de requisitos de información inferiores.

Como ya sucedió con las distintas normas contables que han precedido a las NEIS, el éxito de su aplicación en las empresas, dependerá en gran medida del nivel de preparación y conocimientos de los profesionales que deberán preparar esta información. Y también de los medios y recursos que las autoridades pongan a disposición de las empresas para facilitar la aplicación de las nuevas normas.

Ramón Bastida es autor del libro 'Normas Europeas de Información sobre Sostenibilidad (NEIS). Guía de aplicación práctica'. Editorial Profit, 2023.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud