Opinión

La reforma que necesitaba nuestro mercado de renta fija

  • Solo las empresas con infraestructuras sólidas y resilientes serán capaces de afrontar los desafíos del cambio productivo

E l pasado 18 de septiembre entró en vigor el artículo 63.1 de la nueva Ley de los Mercados de Valores y Servicios de Inversión (LMVSI), que modifica el procedimiento de la verificación y admisión a cotización de los valores de renta fija en mercados regulados. Hasta esa fecha, estas funciones estaban repartidas entre la CNMV, como organismo supervisor de los mercados, y BME, en calidad de sociedad rectora del mercado regulado AIAF. La división de competencias provocaba en la práctica que los emisores tuviesen que presentar documentación ante ambas entidades y tramitar sendos expedientes, lo que retrasaba el proceso de la admisión al mercado. Ahora la CNMV sigue aprobando los folletos, pero es BME quien verifica el cumplimiento de los requisitos de admisión y procede a la admisión a negociación de los valores.

Para asumir las nuevas competencias que otorga la LMVSI a BME, la Sociedad Rectora del mercado AIAF ha publicado una nueva circular (1/2023) que desarrolla el esquema temporal de presentación y la documentación que los emisores deben aportar para la admisión a negociación de sus emisiones en este mercado y en la que, a su vez, se ha aprovechado para sistematizar y coordinar estos documentos con los que se utilizan para el alta de las anotaciones en cuenta en el depositario central, Iberclear.

Los emisores han visto y valorado muy positivamente este cambio. Tan solo tres días después de su puesta en marcha el gestor aeroportuario, Aena registró el primer programa de bonos –EMTN – bajo este nuevo esquema. Y otros emisores recurrentes, como Abanca, también lo están utilizando. Además, otros emisores y sus asesores legales están analizado el nuevo procedimiento de admisión para su próxima utilización. Se trata de un cambio que favorece no solo a los emisores, sino también a la industria financiera española, en la que igualmente juegan un papel fundamental las entidades colocadoras, los despachos, la banca y, cómo no, la comunidad inversora en general.

Para poner en marcha este nuevo procedimiento en tan poco tiempo ha sido decisiva la estrecha colaboración, llevada a cabo por la CNMV y BME, en los últimos meses, basada en la estrategia común y compartida por ambos organismos de dotar al sistema de mercados de valores español de un marco de actuación más ágil, eficiente y competitivo. El nuevo esquema que se utiliza ahora mejora las condiciones que tienen los emisores para acceder a los mercados y permite un mayor alineamiento con la práctica en países de nuestro entorno, que es uno de los objetivos fundamentales de la Capital Markets Union de la UE.

En BME siempre hemos defendido que el marco jurídico aplicable es clave para el correcto funcionamiento de los mercados de capitales. La normativa que regula las actividades que tienen lugar en ellos es uno de los factores que contribuyen de manera decisiva a su potenciación y uso por parte de los emisores e inversores. En un entorno de competencia global, la existencia de trabas de cualquier tipo, o diferencias de trato percibidas por los participantes, provoca que los mercados pierdan competitividad y, por tanto, sean menos útiles a su fin último de servir como palanca para el crecimiento económico.

Es por este motivo por el que las autoridades persiguen continuamente dotar a sus mercados de las mejores condiciones operativas y la Unión Europea es un claro exponente de este objetivo.

Como generadores de financiación, los mercados de valores desempeñan un papel central en las economías y solo aquellas que cuenten con infraestructuras sólidas y resilientes serán capaces de afrontar los desafíos que está generando el cambio de modelo productivo que tenemos por delante. Por eso es imprescindible que todos los actores implicados en los mercados asumamos el compromiso de protegerlos e impulsarlos de manera consistente y sostenida en el tiempo. Porque, como dijo John Fitzgerald Kennedy, "Cambiar es ley de vida. Los que solo miran al pasado y el presente seguramente se perderán el futuro".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud