Opinión

Lecturas de un profesional CFA: errar es parte del juego

  • Reseña del libro '7 mistakes every investor makes... and how to avoid them'
Imagen: iStock.

La abundancia de comentaristas es algo que caracteriza a la industria de la inversión. Muchos de estos comentaristas, aparentemente infalibles, afirman conocer la explicación y la estrategia acertada para salvar cualquier situación en los mercados financieros. Si aceptamos que errar es de humanos, sorprende que dispongan de habilidades privadas a nuestra especie. Siendo justos, no debemos culparles. El mercado premia con su favor a aquel que muestra convicción, razón por la que todos estamos tentados a este tipo de comportamiento.

Pero si no se equilibra la convicción con una dosis de humildad, el inversor se expone a enormes riesgos. La más clara ilustración de este desequilibrio se evidencia cuando la comunidad inversora olvida o, en su afán de obtener beneficios fáciles, llega al extremo de obviar conscientemente todo hecho y dato objetivo. El autor de 7 Mistakes Every Investor Makes… And How to Avoid Them recuerda que solo se pueden obviar los hechos y datos hasta que, eventualmente, la realidad golpea con fuerza. 

En una industria como la nuestra es raro encontrar una obra honesta y sincera de los desaciertos más comunes que ha observado, y confiesa haber cometido, un profesional con una trayectoria relevante. El autor, Joachim Klement, CFP, CFA, ha desempeñado funciones de liderazgo en la industria durante más de 20 años y es miembro del consejo del CFA Institute Research Foundation, posición que le ofrece acceso a investigaciones y análisis punteros.

Klement reconoce que ningún inversor, profesional o no, está exento de cometer errores. Por lo tanto, la mejor opción es aprender de ellos para lograr mejores resultados con el paso del tiempo. Su obra, de lenguaje sencillo pero rigurosa, hila muy bien argumentos con la evidencia de estudios académicos, proponiendo técnicas para ayudar a evitar siete errores comunes en la inversión.

¿Cuáles son esos siete errores? Las predicciones abren la lista. No cabe duda de que, para invertir, es necesario hacerse una idea de cómo será el futuro y los factores que pudieran afectar al activo específico. Pero eso es muy distinto a pretender pronosticar exactamente lo que sucederá. El inversor intenta mitigar su natural desconocimiento del futuro con un mayor esfuerzo de análisis, lo que le lleva a una confianza excesiva en sus predicciones, pero nunca a la certeza que persigue. No quiere decir esto que un proceso de análisis sólido sea innecesario, sino que su valor reside en la identificación de riesgos y oportunidades clave para una tesis de inversión. El inversor que sea honesto consigo, identificando sus limitaciones y reconociendo las incertidumbres, se posiciona para obtener mejores resultados. 

El cortoplacismo, tan común en inversores como en empresas, es otro error frecuente. Aunque muchos declaran moverse por objetivos de largo plazo, los hábitos e incentivos les empujan irremediablemente hacia lo contrario. La exposición a un flujo incesante de noticias y la presión que ejercen los objetivos trimestrales, entre otros, hacen que un inversor abandone sus tesis antes de tiempo o incremente la frecuencia de su operativa, elevando los costes en detrimento de la rentabilidad. El siguiente error expuesto es la antítesis del cortoplacismo, se trata de mantener con terquedad una idea preconcebida, empleando al extremo el enfoque de largo plazo. El apego emocional a una inversión en la que se ha puesto capital y esfuerzo intelectual puede resultar en obviar sólidas evidencias en contra.

En lo que respecta al inversor minorista, el autor previene acerca de los falsos fondos de gestión activa, que cargan comisiones altas cuando solo replican índices

Se dice que el ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra. Como en las inversiones no somos diferentes, no aprender de los errores ocupa un lugar en la lista. La evidencia demuestra que tardamos en asimilar nuestros errores financieros, solemos repetirlos hasta que el dolor por las pérdidas queda bien grabado. Se necesita un enfoque sistemático y honesto que permita identificar sesgos y comportamientos repetitivos, para así evitarlos. El autor resalta la importancia de los checklist y los diarios de inversión como herramientas de prevención.  

Otro error común es ignorar la contraparte de una transacción. Al comprar un activo, alguien necesariamente lo está vendiendo, y viceversa. El inversor debe preguntarse cuáles son las expectativas y qué ventaja de información podría tener su contraparte. De no hacerlo, se quedará solo con aquella información que confirma su punto de vista, lo que suele llevar al exceso de confianza. Uno de los resultados de este comportamiento es el incremento de las valoraciones, ya de por sí demasiado optimistas, de las acciones de crecimiento y el castigo excesivamente pesimista a las acciones de valor, lo que explica el mejor desempeño de las segundas en el largo plazo. 

El autor no se olvida del inversor minorista, que tiende a invertir una mayor parte de su patrimonio en fondos gestionados por terceros, exponiendo algunos errores en la delegación de la gestión. Destaca invertir en fondos con elevadas comisiones y en los falsos fondos de gestión activa, que cargan comisiones altas cuando tan solo replican un índice. El estudio de los incentivos es un aspecto clave cuando se delega la gestión. El autor recuerda que los fondos de pequeñas boutiques, cuyos gestores suelen ser dueños del negocio e invierten en sus fondos una parte considerable de su capital, ofrecen mejores resultados en el largo plazo. El capítulo dedicado a estos asuntos debería ser leído por la inmensa mayoría de los inversores minoristas españoles.  

No reconocer la complejidad del mercado cierra la lista. Klement explica que el mercado es un sistema dinámico, con un elevado número de partícipes cuyas interrelaciones son exponencialmente diversas, no lineales y en constante adaptación. Este es un campo en desarrollo en el que se están aplicando conocimientos de diversas ciencias y que apunta a ofrecer interesantes hallazgos en el futuro. 

Este libro es valioso para todo inversor, sea profesional o una persona que invierte su propio capital. Es muy probable que el lector, tal como sucedió con el autor de estas líneas, se reconozca en algunos pasajes de esta obra y encuentre una inestimable ayuda para mejorar sus hábitos y comportamientos. 

Alirio Sendrea es CFA, Miembro de CFA Society Spain.

'Ficha técnica'

Título: 7 Mistakes Every Investor Makes... And How to Avoid Them.

Autor: Joachim Klement, CFP, CFA.

Editorial: Harriman House, 2020, pp.200, tapa dura.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud