Opinión

Los Putin de la guerra fiscal

Juanma Moreno, presidente de la Junta de Andalucía

Ha sido salir Juan Manuel Moreno Bonilla con su programa de rebajas fiscales en Andalucía y desatarse todas las furias y la orgía de desvaríos del gobierno y de sus socios sazonada con su habitual concierto de demagogias y falsedades ampliadas por la crispación derivada de esta precampaña electoral adelantada en qué nos encontramos y el frenesí ante los resultados que anticipan las encuestas.

Hasta tal punto ha llegado el desenfreno de dislates, descalificaciones y contradicciones que el ministro Escrivá pedía públicamente una recentralización fiscal, reconvertida, a posteriori, por otros de sus compañeros de en armonización. Eufemismo este bajo el que quieren esconder su pretensión de invadir las competencias fiscales de Madrid, Andalucía y el resto de las comunidades gobernadas por el Partido Popular al más puro estilo del tirano Putin.

Pero sólo las del Partido Popular, porque si de verdad se trata de una auténtica armonización impositiva para el conjunto del Estado pueden empezar por acabar con ese anacronismo histórico que es el cupo vasco y navarro y que supone un privilegio y un auténtico atentado a la igualdad tributaria de los españoles además de incluir a Cataluña en el paquete de recentralización fiscal.

Claro que como dice sabiamente el refranero "ladran luego cabalgamos", y quienes así alborotan deberían saber que las rebajas fiscales eran un elemento esencial del programa electoral de Juanma Moreno y que ya había aplicado con éxito durante la legislatura precedente. Rebajas fiscales que han permitido generar 280.000 nuevos contribuyentes y en torno a un millón de euros más de recaudación a la autonomía andaluza que se ha situado en el tercer lugar del ranking autonómico en sus indicadores de renta, crecimiento y creación de empleo, que ha aumentado su población en casi cien mil personas cuando perdía 20.000 anuales durante los gobiernos socialistas, y que es también la comunidad con más autónomos de España.

Pero centrándonos en el impuesto sobre el Patrimonio que se ha convertido en el centro de los ataques de los reaccionarios, recordemos no existe en ningún otro país de la Unión Europea, que es un impuesto injusto porque grava anualmente bienes por los que ya se ha tributado previamente, y que sólo genera 110 millones de euros a las arcas de la Hacienda andaluza, el 0,6% de la recaudación total, mientras que la cantidad estafada por los gobiernos socialistas de Chaves y Griñán en el caso de los ERE ronda los 700 millones, que nadie de los que ahora solicitan el indulto ha pedido se devuelvan y que podrían mejorar sustancialmente las prestaciones sociales de los andaluces.

Mienten también desde el gobierno y en especial la vicepresidenta Calviño y la lenguaraz Montero cuando repiten ese mantra de que las rebajas impositivas afectan negativamente a los servicios. O, como se explica si no que, por ejemplo, Madrid, bajando impuestos no sólo recauda más al generar mayor actividad económica, sino que se ha situado como la primera comunidad de España en PIB, renta per cápita, atracción de inversiones y creación de empleo y esté también a la cabeza en la calidad de los servicios públicos.

Y mienten también cuando vinculan la bajada de impuestos con el empeoramiento de la sanidad, la educación, las pensiones y demás servicios. Porque para aliviar la carga fiscal sin tocar las prestaciones sólo hace falta reducir sustancialmente la política de gasto desbocado que practica su gobierno con 22 ministerios, algunos de ellos absolutamente prescindibles por innecesarios, inútiles e ineficaces. Eso y rebajar también la pléyade de asesores y amiguetes colocados a dedo por Pedro Sánchez y sus compañeros.  Nada menos que a 785 enchufados asciende la legión de asesores del Gobierno, el máximo histórico, y 186 más que los que tenía el Ejecutivo de Rajoy.

La verdadera raíz de la cuestión es que mientras la economía española se debate al borde de la quiebra Madrid es una historia de éxito, de progreso y de libertad que le ha llevado a convertirse en la primera comunidad de España en crecimiento del PIB y del empleo. además de haber sido galardonada con el título de la mejor Región de Europa 2021-2022 por el Comité Europeo de las Regiones.

Como decía el poeta Santosh Kalwar, "las personas que te odian envidian tu libertad".

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

gc 007
A Favor
En Contra

Eres el anti Robin HOOD , segun el entusiasta articulista que escribe por aficion , se trata de recaudar de los pobres para darselo a los ricos

Que ricos ? los mismo supongo de la amnistia fiscal y los que se envuelven en la bandera para llevar los dineros fuera de ESPAÑA

Hasta cuando esta hipocresia y estas plumas al servicio de los oligarcas españoles

Puntuación -10
#1
Derry
A Favor
En Contra

Las izquierdas fueron y son una plaga para España. Provocaron una guerra civil que perdieron y quieren la revancha, nos quieren llevar a la mayor de las miserias que es otra forma de controlar la sociedad. El socialcomunismo solo produce miseria y sufrimiento. Es la cueva de Ali Baba donde se refugian los vagos, los mediocres, los maleantes, los subvencionados incapaces de ganarse la vida sin la ayuda del papa estado, los malos estudiantes, los peores trabajadores, etc.

En Andalucía gobierna un presidente moderado que, aplicando unas políticas sensatas, está consiguiendo crear empleo, riqueza para todos y aumentar la población, que es una consecuencia de la buena gestión. Los que le critican son los idiotas y vagos que siempre medraban a la sombra de la corrupción socialista; ya no engañan a nadie. Ahora piden el indulto para los DELINCUETES condenados por el Tribunal Supremo, no cabe más indignidad y miseria moral en sus huecas cabezas.

Puntuación 8
#2