Opinión

Ucrania: mejor apoyo militar y económico que sanciones

Las sanciones no logran parar la guerra en Ucrania

Así, a bote pronto, y desde una mente simple como la mía, uno piensa que si se quiere defender a alguien que es agredido lo que tiene que hacer es disparar al agresor, no dispararse a uno mismo. Sobre todo cuando observas que dispararse a uno mismo no detiene al agresor y que lo que lo que si lo detiene es dispararle con un buen arma.

Es políticamente incorrecto decirlo, pero tras 120 días de guerra da la sensación de que donde realmente funcionan las sanciones es en Europa y en el tercer mundo y no tanto en Rusia.

Estas consideraciones no deberían considerarse como favorables a Rusia y su invasión, sino de eficiencia y pragmatismo. Un buen estratega debe tener la flexibilidad y la capacidad de ajustar su estrategia a la realidad. Hacer sugerencias para evitar que occidente se debilite no es ser "pro-Putin". Lo que realmente favorece los intereses de Putin es que nos debilitemos innecesariamente, porque eso debilita nuestra determinación para ayudar a Ucrania frente a la agresión rusa.

Cualquiera que haga un análisis frío puede verlo: lo que detiene a los rusos no son las sanciones, es el armamento de última tecnología y, sobre todo ahora, el armamento pesado. También y pese a que se menciona menos, el otro "game changer" es el apoyo de los servicios de inteligencia occidentales. No parece casual que hayan fallecido tantos generales rusos en la contienda. Probablemente la capacidad de localizarlos con precisión para enviarles luego un misil o un dron tiene bastante que ver. Y lo mismo a la hora de destruir columnas de tanques rusos o atacar sus líneas de aprovisionamiento.

También parece evidente que funciona el apoyo económico. Sin apoyo económico no hay resistencia. Pero también lo es que, a más apoyo económico, mejor resistencia.

Por el contrario, vemos que donde las sanciones "funcionan" como un reloj es en Europa y en el tercer mundo. También en Estados Unidos, donde la popularidad de Biden se mueve de forma inversamente proporcional al precio de la gasolina. Y esto debilita la capacidad del presidente norteamericano para defender Ucrania.

El precio de la gasolina: el paradigma de que las sanciones no solo no funcionan, sino que están resultando contraproducentes.

Una mente simple como la mía se queda en la simple ley de la oferta y la demanda, según la cual si sacas del mercado al segundo productor mundial de crudo, lo normal es que, a menor oferta, suba el precio. Pero es que, además, ese productor sigue sacando petróleo por otro lado, que acaba llegando al mercado. Pero llega menos y mucho más caro, puesto que tiene que pasar por muchos intermediarios. Como se ha convertido en un producto ilegal ocurre como con las drogas: a más intermediarios y más riesgo, más caro el producto final.

El razonamiento es también válido para el grano (Rusia es uno de los mayores productores del mundo, Ucrania sólo es el 5º). Y también hay que transportarlo con gasolina cada vez más cara. Y usar fertilizantes (cuyo mayor productor es Bielorrusia). El planteamiento de los alimentos no entran en las sanciones puede ser muy bien intencionado, pero, a la hora de la verdad, cualquier transacción comercial o financiera relacionada con Rusia se ha convertido en una transacción de riesgo. Y se refleja en el precio. Eso si puede efectuarse, dadas las restricciones bancarias en vigor.

La subida precio del petróleo y el gas – que sube porque occidente lo acumula ante la posibilidad de "auto sanción" o por parte de Rusia -, implica un efecto secundario todavía más perverso: Rusia está ganando más que nunca por la venta de petróleo y gas, lo que compensa el efecto de sanciones que pudieran estar funcionando.

El final de la película lo estamos viendo: la inflación se dispara y los bancos centrales no pueden hacer mucho al respecto, porque, como bien dijo Powell, no tienen control sobre lo que cuesten el petróleo, el gas o las materias primas. Subirán los tipos, la economía entrará en recesión, pero la inflación se mantendrá alta.

Finalmente, pero no menos importante: la crisis alimentaria. Lo que en occidente es un "cabreo" ciudadano en el tercer mundo es hambruna acompañada de inflación. El caldo de cultivo perfecto para estallidos sociales y escenario perfecto para que tanto rusos como chinos aprovechen la ocasión para "ayudar" y ampliar su área de influencia.

Me acusarán de pro ruso, pero nada más lejos de la realidad. Si hay una cosa clara es que Rusia ha cometido un acto de agresión a un país soberano y que Ucrania tiene todo el derecho del mundo a defenderse. Y el mundo el deber de ayudarle. Pero la palabra "ayuda" no está reñida con la calificación de "inteligente". De hecho, una ayuda inteligente ayuda más. Y no debilita al que ayuda.

comentarios10WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

vio
A Favor
En Contra

La Historia está para algo. El comentarista pasa por alto la agresión del gobierno nacionalista de Kiev a la región de población mayoritariamente rusa del Donbáss, mayoría por encima del 90 por ciento. Así mismo, desconoce que el gobierno del oligarca Petro Poroshenko les prohibió hablar en ruso y los discriminó tanto fiscal como económicamente. Todo ello acabó provocando la guerra para lograr una cierta independencia de sus habitantes y, tras cruenta lucha de agresión del gobierno central de Kiev degeneró en una guerra civil. Falta de memoria o carencia de tiempo para leer las informaciones de aquellos años 2014/15.Total, 1.5 millones de personas desplazadas ante el avance de los batallones filonazis como el Azov y compañía que los empleaban como escudos humanos y cuyo lema era, el ruso bueno es el ruso muerto, huyeron a refugiarse en Rusia. Pero Europa miró para otro lado. Se firmaron los acuerdos de Minsk que Kiev no respetó, y Europa siguió mirando para otro lado. También hay que tener en consideración que el gobierno central de Kiev a lo largo de los años apenas ha pasado de tener un mero control administrativo sobre la zona oriental del Donbáss y Crimea. Además, Rusia no ha declarado formalmente la guerra a Ucrania. Se trata de una operación especial. Si Kiev sigue bombardeando objetivos situados en territorio ruso, entonces Moscú puede declararle formalmente la guerra, lo que implicaría bombardeos mucho más amplios, incluso con el apoyo de pequeñas bombas nucleares tácticas, ya que Rusia considera que tiene todo el derecho del mundo a defenderse de los ataques de los nacionalistas ucranianos. Parece que Estados Unidos está especialmente interesado en que ocurra esta última acción, a partir de la cual nadie pude predecir como acabará la guerra, ni tan siquiera si tanto Europa como Rusia seguirán en el mapa. A esto hay que añadir que Corea del Norte está preparada para realizar una nueva prueba nuclear subterránea. Estados Unidos parece que en caso de producirse le declararía la guerra, ya que esta tecnología pasaría directamente a manos de chinos y rusos sin que EEUU pueda hacer nada para mejorar la suya, lo que llevaría a estos últimos a tener un armamento nuclear más moderno y sofisticado que el americano. No cabe duda que nos encontramos ante un mundo convulso, donde la razón no se encuentra siempre donde aparentemente parece que debe de estar.

Puntuación 3
#1
Usuario validado en Google+
Manuel Mar
A Favor
En Contra

EL REDACTOR DICE QUE NO A SANCIONES PARA SEGUIR FINANNCIANDO EUROPA A RUSIA Y DESPUES DARLE ARMAS oTAN A LOS UCRANIANOS PARA DESTRUIR EL ARMMAMENTO QUE EUROPA LE PAGO A RUSIA A TRAVES DE SUS COMPRAS DE GAS Y PETROLEO.....CUANTO MAS ESTRANGULES ECONOMICAMENTE MEJOR,EL REDACTOR SE OLVIDA QUE RUSIA ENTRO EN DEFAULT HACE UNAS SEMANAS Y ESE SERA EL FUTURO DE LAS SANCIONES QUE LAS NOTARAN EN SEPTIENBRE EL PUEBLO RUSO.

Puntuación -5
#2
JJ
A Favor
En Contra

#1 ah bueno, es una operación especial, entonces aclarado. Que majetes los rusos que azuzaron un conflicto civil para apropiarse del puerto mas estratégico del mar Negro y después tener la excusa perfecta para invadir al vecino. Y todo ello sin declarar formalmente una guerra que, por lo visto, les da todo el derecho del mundo a usar armas nucleares si así lo desean.

Puntuación 6
#3
Aurelio
A Favor
En Contra

Rusia ya vende sus productos fuera del circuito. China e India se bastan para comprar todo lo que les venda Rusia a precios de derribo. Estoy de acuerdo mejor armas potentes y gratis.

Puntuación 7
#4
vio
A Favor
En Contra

Al #3 JJ. El puerto de Mariupol es el puerto del Donbáss, hasta el 2104 la zona más rica de Ucrania. Es el puerto por el que salían todos los productos manufacturados de esa gran acería que se sustentaba en sus minas de carbón. Cuando el gobierno central de Kiev prohíbe hablar en ruso y se apropia de esa ciudad, sabe muy bien lo que hace, ya que destruye por completo la economía del Donbáss. Rusia no ha declarado la guerra a Ucrania, se trata de una operación especial, ya que en principio está apoyando a los ciudadanos ucranianos de origen ruso que no reconocen al gobierno central y nacionalista de Kiev. Cómo ha dicho hace poco Angela Merkel, la guerra se podía haber evitado fácilmente si el régimen nacionalista de Kiev hubiera otorgado un amplio nivel de independencia a la zona pro rusa del Donbáss. No se hizo así, al contrario, se actuó militarmente contra ellos con batallones filonazis, y 1.5 millones de personas tuvieron que desplazarse tras la frontera rusa o se jugaban la vida. Otra cosa es que Ucrania ataque con las armas pesadas americanas y europeas territorio ruso. Como sabrás, en 1941 Alemania atacó por sorpresa a la URSS. Si de nuevo se produce un ataque de este tipo, se supone que Rusia puede responder como mejor le interese ya que no puede permitir que el ejecito filonazi ucraniano intente destruir Rusia. Es sabido que durante la invasión alemana de 1941 la zona occidental de Ucrania los recibió con bandas de música y ramos de flores, y les ayudo a exterminar a todos los judíos posibles. Fue la parte oriental del Donbáss la que opuso feroz resistencia al ejército de Adolf Hitler. Por tanto, Ucrania lleva muchos años dividida en dos zonas distintas, la occidental que antaño apoyó a los nazis y ahora se siente europea, y la oriental que luchó contra el invasor nazi y que a día de hoy se siente rusa. El problema que hay planteado es como dividir esta nación de manera que todos los ucranianos, de uno u otro bando, puedan vivir en paz. De por medio están los intereses americanos que de momento se perfilan como los grandes ganadores de esta guerra. Europa les va a comprar su gas y su petróleo a unos precios carísimos, además de todo el armamento que nos quieran vender. Qué más pueden pedir. Qué siga la guerra.

Puntuación 6
#5
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

Lo que Europa debería haber hecho es no aceptar el gobierno nazionalista Ucraniano impuesto por EEUU con el famoso "que se jo.. la UE". Ahora ya estamos jo..dos.

Puntuación 1
#6
suruss
A Favor
En Contra

A#1vio

Muy bien explicado, el conflicto en el Donbass... pero eso no sale en las noticias.

Aquí en la tierra de la LIBERTAD. Estaba censurado el video en TWUITER de la reunión de PUTIN con China, Brasil, Africa, India....

Que difícil es estar bien informado teniendo tanta información.

Puntuación 1
#7
JJ
A Favor
En Contra

#6, también es sabido que hubo un pequeño genocidio llamado Holodomor en la primera mitad del siglo XX causado por los soviéticos, pero bueno, de eso pelillos a la mar. Sin mencionar las expropiaciones y demás del regimen comunista. Seguro que no tuvo nada que ver con que parte de Ucrania colaborara con los nazis, ¿quien podría pensarlo? Por otra parte, es muy natural que Rusia pueda bombardear e invadir Ucrania por sorpresa (que ya sabemos que no era tanta aunque una vez mas los rusos mintieron como siempre hacen), pero no se les ocurra a los ucranianos poner un solo misil en rusia, entonces sacamos el arsenal nuclear... Por cierto, ese arsenal nuclear al que renunció Ucrania a cambio de que Rusia le dejara existir, acuerdo que tan impecablemente han cumplido como podemos ver. De los crimenes de guerra que se están denunciando ya si eso hablaremos otro dia.

Puntuación 0
#8
Usuario validado en elEconomista.es
DANOTE
A Favor
En Contra

Es increíble lo bien que hacen su trabajo en estos foros los mamapol.as de Putin. No os olvidéis de que os paguen la Extra este mes. Tenéis mucha suerte que en Occidente cualquiera puede publicar las mentiras y tergiversaciones que vosotros exponéis, lástima que la visión real de lo que vemos en occidente no se pueda publicar allí, con gravísimo riesgo de acabar en uno de los Gulag del sátrapa Putin.

Puntuación -2
#9
vio
A Favor
En Contra

Al #8 JJ. Qué más puedo añadir. Qué yo no soy pro Putin, pero me molesta ese coro continuado de desprecio a Rusia sin haber leído la historia de Ucrania. Ucrania mide alrededor de 600.000 km cuadrados. Es después de Rusia el país más grande de Europa. Por la fertilidad de sus tierras desde antiguo se le considera el granero de Europa, pero a partir de mediados del siglo XIX encontraron en la zona oriental del Donbáss primero minas de carbón, y después de hierro. Ese fue el germen de su futuro desarrollo económico con altos hornos y fundiciones de todo tipo. El problema se creo al llamar a multitud de operarios más o menos cualificados de Rusia para su funcionamiento, ya que los campesinos ucranianos continuaron con sus labores agrícolas. De modo que el Donbáss, que ocupa un 20 por ciento del territorio, contribuía a más del 40 por ciento del PIB. Tras morir Stalin, fue Nikita Kruschev, ucraniano, quien llegó a la presidencia de la Unión Soviética. Fue él quien advirtiendo que la península de Crimea necesitaba agua para el riego, autorizo su control administrativo por el gobierno de Kiev a cambio de que le proporcionara agua del rio Dniéper. En aquel momento la URSS era un conglomerado de estados comunistas con un gobierno común. Tras la caída del Muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989 se desmanteló la URSS y todos los estados que se pasaron a occidente juraron y firmaron que no se integrarían en la OTAN, condición que no se ha respetado, como fácilmente puedes comprobar. En este acoso continuado a la Rusia actual faltaba la pieza de Ucrania, vecina. Solo faltaba que albergase misiles nucleares muy cerca de Moscú. Petro Poroshenko, oligarca de Kiev, ladrón y pésimo economista, conocido como El Rey del Chocolate, elegido fraudulentamente como presiente de Ucrania, fue el auténtico causante de esta guerra, ya que llevado por su nacionalismo extremo prohibió el empleo del idioma ruso en el Donbáss sabiendo lo que iba a ocurrir. Ocurrió lo que se esperaba, un levantamiento general contra Kiev. De ahí la guerra civil entre ucranianos del 2014/15. El resto lo sabes tú perfectamente.

Puntuación 1
#10