Opinión

Adif responde con dureza al fraude

Adif incluirá una cláusula para proteger la libre competencia en sus licitaciones. En virtud de ella, las empresas que concurran amparadas en pactos previos oligopolísticos se enfrentarán a diferentes sanciones, según la gravedad de sus prácticas.

 Éstas discurrirán desde una penalización de carácter económico, hasta la medida más severa, que consiste en incluir a esas firmas en una lista negra que les impedirá contratar con el operador ferroviario. La contundencia que Adif muestra es la respuesta más adecuada después de descubrirse el perjuicio que el operador ferroviario sufrió por parte del denominado cártel del AVE. No cabe restar ni un ápice de importancia a las prácticas que esta colusión de empresas constructoras, destapada en marzo por la CNMC, protagonizó. Durante 14 años ininterrumpidos, 15 firmas de este sector participaron, con diferentes grados de implicación, en pactos para amañar las licitaciones de Adif. Se trata de un fraude en toda regla al que Competencia decidió responder con una multa histórica de 118 millones. Ahora bien, esa sanción es recurrible y habrá que esperar al desenlace del más que previsible juicio. Además, es posible que la penalización se quede corta considerando que el cártel llegó a acumular 380 millones en adjudicaciones en un solo año. Por ello, para eliminar todo riesgo de reincidencia en estas prácticas (que empresas como Elecnor o ACS demostraron que es muy posible), se necesitan pasos tan decididos como los que Adif impulsa con la posibilidad de marcar a las empresas que no respetan la competencia. Es más, en casos especialmente graves, Hacienda debería estudiar la posibilidad de vetar toda contratación en el sector público.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint