Opinión

Biden puede provocar una recesión global

La industria se revitalizaría. Un New Deal ecológico pondría en marcha una revolución tecnológica, creando al mismo tiempo puestos de trabajo altamente cualificados y bien remunerados y abordando el cambio climático. Y las infraestructuras y la productividad se transformarían gracias a un mayor gasto público que invertiría décadas de abandono y declive. Al tomar posesión del cargo, el presidente Joe Biden y su camarilla de asesores ultrakeynesianos prometieron el programa económico más radical de cualquier presidente desde el New Deal de Franklin Roosevelt en la década de 1930. Con 2 billones de dólares prestados, impresos por la Reserva Federal, el alcance y la escala de su ambición no tenían precedentes.

¿Pero un año después? Oh, oh. Hace poco nos enteramos de que la economía norteamericana cayó un 1,4% en el último trimestre. Con una inflación del 8,5%, la más alta de los últimos 40 años, la economía se encuentra en la peor situación desde hace mucho tiempo. La verdad es que Biden heredó una economía perfectamente sólida de Donald Trump, y con la recuperación de la producción de la pandemia debería haber estado zumbando sin problemas por ahora. En cambio, su imprudente mal manejo de la economía, su gasto salvaje y sin control, y su creencia infantil de que se podía imprimir dinero en un auge sin ninguna consecuencia, corre el riesgo de desencadenar una recesión global.

No se puede cuestionar la magnitud de los planes de Biden al asumir el cargo. Inmediatamente puso en marcha un Plan de Recuperació de 1,9 billones de dólares que incluía un gasto masivo en infraestructuras y carreteras, en la prestación de servicios de guardería y en la recualificación y reciclaje de la mano de obra. Se enviaron cheques de estímulo a todos los ciudadanos estadounidenses, incluso si vivían en el extranjero. Se aumentaron los impuestos de sociedades, poco después de que se redujeran finalmente a niveles competitivos a nivel mundial, y se propuso un "impuesto a los multimillonarios" para reducir la desigualdad, al tiempo que se lanzaba un Nuevo Pacto Verde para hacer frente al cambio climático. Para sus animadores, era precisamente lo que EEUU necesitaba tras los años de Trump. De hecho, The Guardian argumentó que "Biden sienta las bases para una recuperación económica de EEUU que habría parecido impensable el año pasado, y que se sentirá en todo el planeta".

No era precisamente difícil ver lo equivocado que estaban. Escribí una columna en este periódico en abril del año pasado con el título "Se avecina la caída de Biden", pero no tengo ninguna pretensión especial de previsión. Mucha gente podía ver los problemas que se avecinaban, sobre todo el ex secretario del Tesoro de la era Clinton, Larry Summers. De hecho, siempre fue una mezcla muy latinoamericana y populista. Mucho gasto estatal, la mayor parte de él en compinches e intereses especiales, impuestos más altos para unos pocos enemigos bien seleccionados, enormes déficits y una avalancha de dinero impreso. En realidad, podría haber salido directamente de Argentina o Brasil en los años sesenta o setenta. ¿Y los resultados? No es muy sorprendente que sean más sudamericanos que norteamericanos. La inflación se sitúa en el 8,5%, el nivel más alto desde principios de la década de 1980, cuando hubo que subir los tipos de interés hasta niveles muy exigentes para volver a controlarla. La pasada semana se produjo una contracción trimestral de la producción, con un retroceso de la economía del 1,4%, y a menos que se produzca una rápida recuperación en los próximos tres meses, EEUU volverá a entrar en recesión.

Sin embargo, el gran problema es que se corre el riesgo de desencadenar también una recesión mundial. Hay tres razones para ello. En primer lugar, cuando EEUU se ralentiza, también lo hacen todas las grandes economías. Sigue siendo el principal motor de la demanda mundial, y aún más de la confianza. Con una recesión en ciernes, las empresas de todos los países del mundo reducirán sus inversiones en previsión de tiempos más difíciles, lo que afectará al crecimiento en todas partes. Además, exportará la inestabilidad financiera. Los mercados de bonos ya están agitados -el bono del Tesoro sigue siendo la referencia mundial con la que se valora todo lo demás- y nadie tiene una idea real de lo que hará la Fed a partir de ahora. Es casi seguro que seguirá subiendo los tipos de interés, para controlar la inflación, pero tampoco es descartable que haga una pausa tras el verano para evitar que la producción se desplome. Mientras esto sea así, los mercados monetarios de todo el mundo se verán agitados. Por último, todos esos dólares recién impresos están avivando la inflación en todas partes. Es cierto que la guerra de Ucrania ha hecho subir los precios de la energía, pero el estímulo de Biden fue la principal causa del aumento de los precios en todas las grandes economías, y no hay señales de que eso se vaya a controlar. En realidad, una recesión en EEUU suele ir seguida de una recesión global. Lo único que varía es la gravedad del colapso. No hay razón para pensar que eso haya cambiado.

La verdad contundente, y que su club de fans ultraliberales aún no han asumido, es que este es un lío totalmente creado por el propio presidente. Puede que Donald Trump haya sido personalmente odioso y no esté capacitado para liderar nada, pero le pasó una economía perfectamente respetable a su sucesor. Los recortes de impuestos y la desregulación habían restaurado algo de competitividad, la pandemia se había solucionado en gran medida y, con la reapertura de las empresas, la economía debería haber estado preparada para expandirse de forma constante durante varios años más. Biden podría haber echado una larga siesta cada tarde y todo habría ido bien. En lugar de ello, alentado por la izquierda del Partido Demócrata, se embarcó en una salvaje carrera de gastos y en un enorme aumento de la intervención estatal. Aumentó imprudentemente la demanda en un momento en que la oferta ya estaba limitada y la economía ya estaba saliendo de la pandemia. La crisis que ahora ha llegado, como era de esperar, es de su propia cosecha. Y el mundo entero está a punto de pagar un precio muy alto por sus errores.

comentarios8WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 8

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

VIO
A Favor
En Contra

Parece que la momia acartonada y maquillada de Joe Biden busca ansiosamente remontar en las encuentras junto a los demócratas prolongando la guerra de Ucrania con el riesgo de provocar una III Guerra Mundial. El mundo entero está a punto de pagar un precio muy alto por sus errores.

Puntuación 16
#1
Usuario validado en Google+
Barrunta Ranchos
A Favor
En Contra

Se puede ser demócrata o republicano, pero solo los estadounidenses de "La América Profunda" apoyan al mamarracho Donald Trump con planteamientos como los del articulista. Que el Sr. Biden comete errores, es lógico, como todos los políticos, pero en ningún caso las barbaridades del Sr. Trump, empezando por ser el títere del psicópata asesino Putin, que lo es gracias a Trump, y acabando por apoyar el asalto al Congreso de los USA, algo que solo una persona que odia la democracia, como Donald Trump, podría hacer. Si Donal Trump gana en 2024, como parece desear el articulista, la democracia en el mundo desaparece, para alegría de Putin, el príncipe heredero de Arabia Saudí, Xi Yinping, etc. etc.

Puntuación -19
#2
Usuario validado en elEconomista.es
mpedro659
A Favor
En Contra

Si la recesión contiene la inflación bienvenida sea.

La inflación es tan mala como una guerra.

Puntuación 10
#3
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

El gran Partido democrata de los EEUU, tiene la obligación moral de ser un partido que rebaje la tensión de los conflictos que las administraciones Republicanas provocan. Un presidente de la experiencia del sr. Biden deberia de encausar el conflicto que mantiene Occidente con Rusia.Justamente lo contrario de lo que esta haciendo. Esto comporta comportamiento inexplicables como las siguientes preguntas, que tienen difícil respuesta para occidente:

1ª.- ¿Qué ley internacional aplica Occidente, para financiar la guerra al ejército de Ucrania, por primera vez en la historia? Pagando un ejército de mercenarios a favor de occidente como se ha convertido el ejército de Ucrania

2ª.-¿Qué ley internacional aplica Occidente para quitarle todas sus propiedades a ciudadanos rusos?. ¿Y al gobierno ruso?

3ª.-¿ABC-No son crímenes de guerra, utilizar los satélites de Occidente para asesinar a generales rusos, al igual que hacen con los terroristas islamistas?. ¿No es esto una provocación a Rusia?.

4ª.-Obseción con el sr. Putin:- El sr. Putin es un abuelo de 70 años, elegido democráticamente por su pueblo durante 20 años. Es un patriota abogado, espía y político. Y lo único que está tratando es proteger a rusos y a su territorio histórico. ¿Porque tanto odio a Putin?

5ª.--¿Occidente y su RUSOFOBIA?. Todos pensaban que Rusia había sido vencida cuando se produjo la desintegración de la URSS.

Pero lo que fue vencido fue el comunismo. Rusia resurge de nuevo como fue siempre. Una gran potencia.

-La obligación de cualquier Gobierno que dirige una nación sin recursos energéticos, es obtener estos, al mejor precio posible. Los obtenidos a través del fracking, son caros, pues el proceso para obtenerlo es muy caro. Los productores energéticos son contados: Rusia, Arabia Saudí, Irán, Venezuela, Brasil...y poco más.

-Lo lógico es que los recursos energéticos de Rusia baratos y de calidad. Se compren. Pues de otra forma no son los gobiernos los que pagan el sobreprecio sino los ciudadanos y las empresas, las que pagan un combustible mas caros. Y esto provoca una subida de precios en general. Que concluye con una gran inflación...Y una crisis general a nivel mundial. No se puede ni se debe prescindir de los recursos de Rusia.

La obligación de todas las naciones es caminar por las energias renovables, por la coexistencia pacifica, y eso solo se logra cuando EEUU Y RUSIA llegan a acuerdos como en la guerra fria. Tienen que volver a dialogar y negociar hasta resolver los conflictos mediante la negociacion y el dialogo. Y no mediante la confrontación pues es muy peligroso para todos.

Puntuación 5
#4
Usuario validado en Google+
Barrunta Ranchos
A Favor
En Contra

TEUDIS CARMONA. ¿Qué ley internacional aplica el psicópata asesino Putin para matar miles de civiles inocentes ucranianos? ¿Cómo puede defenderse Europa contra un asesino psicópata que quiere recuperar la URSS, lo que entre otras cosas supone invadir también las Repúblicas Bálticas, sino enviando tantas armas y financiación como sea posible para pararlo en Ucrania? Ya le queda menos para cobrar a final de mes de Putin por su ayuda como troll ruso (o estulto mayor del reino si no cobra de Putin)

Puntuación -5
#5
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

-La ley de un conflicto basado en la defensa de rusos, que ocupan territorios rusos históricos (imperiales) que fueron cedidos administrativamente por la URSS A Ucrania.

-LA RENDICIÓN: la mayoría de los ejércitos del mundo y de todas las naciones del mundo se han rendido. Hay leyes internacionales-la convención de Ginebra.

- LA AUTOEXTERMINACION NUMANTINA-La nueva MASADA que las autoridades llaman a sus ciudadanos.

-Solo ofende el que puede ofender. Y no responde a ninguna de las preguntas. Y el sr. Putin es un presidente elegido democráticamente por su pueblo que me merece todos los respetos. Yo no soy nadie para juzgarlo para ello existen organismo internacionales. Y muy querido en Rusia. El pueblo ruso es un gran pueblo, por el que siento gran respeto. RUSIA SEGUN MUCHOS EXPERTOS MERECE MAS GENEROSIDAD POR PARTE DE OCCIDENTE.

El estulto-dame pan y dime tonto. Como veraz mi escrito es el contrario. Busca la reflexión, la solución..LA POLITICA DEBE SER UN INSTRUMENTO PARA HACER UN MUNDO MEJOR. HAY QUE BUSCAR LUZ. El ojo por ojo solo nos conduce a todos a la ceguera.

Puntuación 2
#6
A Favor
En Contra

Biden es un globalista y un adicto a la agenda 2030, entonces todo lo que está pasando en EEUU es consecuencia de todo ello, además eso lo tenemos en España osea que no es ninguna novedad. Ajo y agua

Puntuación 8
#7
Marisa
A Favor
En Contra

Sleepengbiden quiere las guerras pero lejos de USA. Que no le planten unos proyectiles en Cuba, Europa sufrió dos guerras y no descarto que la III se esté fraguando. Europa (OTAN) al dictado de sus órdenes, cuando en realidad podría tener buena vecindad con RUSIA.

Puntuación 3
#8