Opinión

Impuestos que dañan la competitividad

España es el único país europeo que ha establecido una subida del Impuesto de Sociedades sin esperar al acuerdo en la Unión Europea para fijar un tipo mínimo común para las multinacionales.

El Gobierno ha establecido por su cuenta un 15% para las empresas que facturen más de 20 millones de euros, mientas que las propuesta que se discuten en Bruselas sitúan el umbral para aquellas de más de 700 millones de euros. Cuando se produzca un acuerdo en Europa, el Ejecutivo no descarta mantener ambos tributos, lo que dispararía la presión fiscal, al revés de l o que hacen el resto de países europeos. Con ello, Moncloa castiga a las empresas, pero también daña la competitividad de la economía española para atraer inversiones.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin