Opinión

Energía más cara: ¿solo búsqueda de mejores precios?

Las políticas de desvieje que, desde hace tiempo asumen las grandes empresas, y al que se han sumado las energéticas a partir de 2015, ponen en el mercado a muchos profesionales muy bien preparados y con mucha experiencia en comercialización de energía.

Y, lejos de dedicarse a sus aficiones, se han reciclado hacia empresas más pequeñas, o bien forman sus pequeñas sociedades de servicios.

Estos profesionales encuentran un terreno abonado a corto plazo por la subida libre de precios de electricidad y combustibles y, a largo plazo, por la incertidumbre en su evolución.

Es su oportunidad de ofrecer su capacidad como price seekers independientes, o agentes de comercializadoras pequeñas y grandes (incluso de las que han salido).

No caigamos en la trampa: el objetivo es pagar menos, pero el precio no es el ingrediente único de la receta anti subidas: también hay que reducir el consumo. El otro ingrediente de la receta es  la eficiencia energética, para no gastar ni un kWh de más.

Cuánta menos energía se consuma, menos energía hay que comprar y menos expuesto se está a los vaivenes del precio.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin