Economía

El precio de la energía sube al mayor ritmo visto desde 1981 en los países desarrollados

  • Los precios de la energía aumentaron un 15,4% en la OCDE en 2021

La inflación en la OCDE aumentó hasta el 6,6% interanual en diciembre 2021, en comparación con el 5,9% en noviembre y el 1,2% de diciembre de 2020, alcanzando su tasa más alta desde julio de 1991. Este récord de inflación se produce principalmente por el encarecimiento de la energía, cuyo precio está subiendo al ritmo más alto en los últimos 40 años.

También es cierto, según revelan desde la OCDE, que este aumento fue impulsado en parte por el gran incremento de la inflación anual en Turquía (al 36,1% en diciembre, después del 21,3% en noviembre). Excluyendo a Turquía, la inflación en el área de la OCDE aumentó de forma más moderada (hasta el 5,6%, tras el 5,3% de noviembre).

El precio de la energía se dispara

Los precios de la energía se dispararon un 25,6% en el área de la OCDE en los 12 meses hasta diciembre de 2021, dos puntos porcentuales (pp) menos que el 27,6% de noviembre, pero altos en comparación con el 4,2% de diciembre de 2020. La inflación de los precios de los alimentos en la OCDE repuntó con fuerza hasta el 6,8% en diciembre, en comparación con el 5,5% de noviembre y el 3,2% de diciembre de 2020.

Excluyendo los alimentos y la energía, la inflación interanual de la OCDE también aumentó considerablemente, hasta el 4,6%, en comparación con el 3,9% en noviembre, y contribuyó significativamente a la inflación general en varias economías grandes.

Inflación en 2021

Para el conjunto de 2021, la inflación anual en la OCDE ascendió al 4,0%, frente al 1,4% de 2020, la tasa media anual más alta desde 2000. Los precios de la energía aumentaron un 15,4%, la tasa más alta desde 1981. En comparación, habían disminuido un 6,5% en 2020. Excluidos los alimentos y la energía, la inflación anual aumentó al 2,9%, en comparación con el 1,8% en 2020.

En diciembre, la inflación interanual aumentó moderadamente en la mayoría de los países del G7 en comparación con noviembre. Aumentó 0,2 punto porcentual en Estados Unidos (a 7,0%, de 6,8% en noviembre), Reino Unido (a 4,8%, de 4,6%), Italia (a 3,9% , del 3,7 %) y Japón (del 0,6 % al 0,8 %), y de solo 0,1 puntos porcentuales en Alemania1 (del 5,2 % al 5,3 %) y Canadá ( al 4,8%, del 4,7%). Se mantuvo estable en Francia (al 2,8%).

La inflación sin alimentos ni energía fue el principal contribuyente a la inflación general en EEUU, Reino Unido, Alemania y Canadá, donde aportó 4,7, 3,5, 3,0 y 2,6 p.p., respectivamente. Sin embargo, la energía tuvo una contribución significativa a la inflación general en todos los países del G7, que va desde 1,2 p.p. en el Reino Unido a 1,8 p.p. en EEUU, y fue el principal contribuyente a la inflación general en Francia.

Si bien la inflación de los precios de los alimentos aumentó en todos los países del G7, su contribución a la inflación general siguió siendo limitada, oscilando entre 0,2 p.p. en Francia a 0,7 p.p. en Canadá.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud