Opinión

Una reforma que acaba con los autónomos

Tal y como estaba ampliamente anunciado, el Gobierno, a través del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones dirigido por José Luis Escrivá, ha enviado a los agentes sociales una primera propuesta de reforma de la cotización de los autónomos.

Este nuevo modelo de cotización (con una cotización mínima desde los 183,60€ mensuales, a una máxima de 1.266,66€ mensuales) aplicable a partir de 2023, supone un incremento considerable de la cuota para más de 4.400.000 autónomos (con un periodo de incremento progresivo de las cuotas desde 2023 a 2031), que verán reducidos drásticamente sus ingresos netos y, por ende, su poder adquisitivo.

Analicemos con algo más de detalle el impacto real de esta reforma. A primera vista destaca la enorme descompensación entre la bajada de cuotas a aquellos autónomos que ingresas menos del SMI (una bajada máxima de 97,92€ al mes) y la subida de cuotas a quienes ingresan más (con una subida de hasta 914,76€ al mes). Claramente el modelo no está equilibrado, ya que hay incrementos de más del 40% en algunos casos. Además de ello el autónomo pierde la libertad de decidir por que base de cotización quiere cotizar en función de sus circunstancias personales.

En mi opinión, es un sistema injusto ya que genera desequilibrios y que no se tiene en cuenta el contexto y circunstancias del profesional autónomo en cada momento. Recordemos que el autónomo sufre de vacaciones no retribuidas, de no disponer de indemnizaciones en caso de cierre, de una morosidad y problemas en los periodos de pago de gran calado en algunos casos…

¿No se trataba de incentivar el trabajo por cuenta propia? ¿De hacer de España un HUB de emprendimiento que atraiga ideas e inversiones de todo el mundo? Pues fijémonos en cómo en el resto del mundo se potencia y se cuida a este tipo de profesionales y empresarios, que arriesgan su patrimonio diariamente para generar riqueza y empleo.

Otro tema a tener en cuenta, son los sistemas de información y la capacidad de trabajo del SEPE y la Seguridad Social que deben soportar todos estos cambios. Recordemos los problemas que están ocurriendo con las prestaciones por ERTE, el bloqueo del SEPE por exceso de trabajo y solicitudes, etc. Para que este modelo funcione adecuadamente, los autónomos deberán tener una previsión de sus ingresos futuros, se acuerdan de aquello de la morosidad y los problemas en los periodos de pago que comentamos antes…

Además de lo anterior, ¿qué pasa con los autónomos en régimen de pluriactividad o los autónomos societarios? ¿Qué ocurrirá con el actual tope cotización a partir de los 48 años?, con lo que ello supone para la pensión de jubilación.

En resumen, lo más adecuado es que exista una relación causal entre lo que se cotiza y el tipo de coberturas y prestaciones a las que se tiene derecho (recordemos que la pensión media de jubilación de los trabajadores autónomos es el 59,4% de la que reciben los trabajadores del régimen general). Si rompemos esa causalidad y esa equidad entre lo que se aporta y lo que se recibe, estamos claramente desincentivando el trabajo por cuenta propia. Por otra parte, no olvidemos que un autónomo tiene unas peculiaridades específicas, no son empleados, ambos tienen realidades laborales muy diferentes, y por ello los autónomos tienen un régimen especial, ¿no?

En este momento, gran parte de los trabajadores autónomos se están recuperando del impacto en la actividad que ha supuesto el Covid19, asumiendo el incremento de los costes laborales que se está produciendo en el mercado laboral, o devolviendo el prestamos ICO que les han permitido mantener el negocio abierto estos dos últimos años. Sin olvidarnos de que el trabajo autónomo es una opción de autoempleo en ocasiones "obligatoria" para los mayores de 45 años que salen del mercado laboral.

Dado lo desproporcionado del incremento de cuotas que supone la reforma, y en base al rechazo que está cosechando entre la sociedad y los diferentes agentes sociales, surgen dudas de si esta será una propuesta decidida y en firme (sujeta a ajustes) u otra propuesta más de "ida y vuelta" del titular de la cartera. Una vez más, seguro que el tiempo nos despejará la incógnita.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 4

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Eso es exactamente lo que quieren, desde que el PSOE está en el gobierno todo va en contra de autónomos: más impuestos, más cotizaciones de autónomo y de los trabajadores que contratan, más normativa restrictiva en laboral, ambiental,... más inseguridad juridica, más inspecciones salvajes... No es extraño que todo el mundo quiera ser funcionario y que cada vez haya más, pero eso con deuda, déficit público disparado y IPC, por las nubes . es la RUINA de un país

Puntuación 13
#1
No hay futuro
A Favor
En Contra

Cuando el dinero que se recauda se malgasta, o directamente se roba (miles de millones durante años en Andalucía), un país cae en un pozo del que después es muy duro salir.

Puntuación 7
#2
Jorge
A Favor
En Contra

El artículo ha clavado el sentir de todos y cada uno de los autónomos de España.

Ese sistema de cotizaciones será la auténtica ruina para muchos de nosotros.

Puntuación 5
#3
Llorones
A Favor
En Contra

Los autónomos son llorones profesionales que apenas pagan impuestos.

Si pagasen un 40% de sus ingresos brutos como hago yo entonces sí tendrían motivos para llorar.

Puntuación -12
#4