Opinión

Un año incierto para la renta variable

Aunque sorprenda, 2021 ha sido uno de los mejores ejercicios en bolsa de este siglo. Ni las nuevas cepas del virus, ni la crisis de suministros, ni tampoco los altos precios de la energía han podido con un mercado que ha presentado una resiliencia digna de elogio.

Debido a ello, Europa y Wall Street cierran su tercer mejor ejercicio desde la debacle de las puntocom. Ahora bien, este excelente desempeño de la renta variable no debe crear una ola de euforia de cara a 2022. Tarde o temprano factores como ómicron, China o la normalización monetaria originarán una corrección en el mercado, que los analistas cifran en el 5% en el caso del EuroStoxx 50. La cautela será, por tanto, la mejor guía para navegar en un año que se presenta incierto para las bolsas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin