Opinión

Un duro revés para Air Europa

Iberia no adquirirá Air Europa hasta que se clarifique su situación financiera. No obstante, compensa a la compañía con 75 millones (casi el doble de lo acordado en caso de cancelarse la compra) para que refuerce su posición de liquidez y salve un segundo rescate público por parte de la SEPI.

Además, Iberia se asegura un "derecho de tanteo" en caso de que la operación pueda reactivarse. La posición de la filial de IAG tiene lógica empresarial debido a la crítica situación de Air Europa y el recelo mostrado por Bruselas. En cuanto a la aerolínea de Globalia, el frenazo, aunque sea temporal, en el proceso de fusión con Iberia supone un duro revés, que se suma a su incapacidad actual para aprovechar la recuperación del tráfico aéreo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud