Opinión

Los daños que ya sufre la industria

Cada vez más visos de parón industrial en la eurozona

El índice PMI, el indicador más fiable de la futura evolución del PIB, muestra síntomas preocupantes este mes en lo que a la eurozona se refiere. Ese barómetro se sitúa ahora en 54,3 puntos, aún por encima de la barrera de las 50 unidades lo que indica crecimiento.

 Sin embargo, ese registro llega tras una pérdida de casi dos puntos respecto a septiembre y encadena así tres meses seguidos de descensos. En paralelo, el resultado de octubre es el más bajo obtenido desde el pasado abril y evidencia retrocesos en la actividad tanto en los servicios como en la propia del sector manufacturero. Pero es este último, equivalente a la industria, el que más preocupación debe provocar. La situación de las fábricas comienza a ser crítica, atrapadas ahora entre los problemas de las cadenas de suministros y costes al alza en abastecimientos imprescindibles como son las materias primas y la energía. No es casual que el informe que acompaña al último índice PMI hable ya de "avance récord" de esos precios. En el agitado debate sobre una posible estanflación, es claro que los expertos de Markit (el organismo que elabora los PMI) evitan todo alarmismo e incluso destacan las buenas expectativas de crecimiento europeas "en el largo plazo". Ahora bien, para quien conozca los cálculos de esos analistas, resulta innegable que en el corto y medio plazo la industria del Viejo Continente se enfrenta a un muy difícil horizonte sin visos de mejora.

El índice PMI de octubre confirma la difícil situación del sector manufacturero europeo en el cierre de este año

Al contrario, en este trimestre los problemas energéticos de China amenazan con agravarse y poner aún en mayores apuros las cadenas de suministros. Cada vez hay más visos de un parón industrial que, inevitablemente, minará la recuperación económica en su conjunto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin