Opinión

Más daños a los planes de pensiones

Nuevo castigo al necesario ahorro privado para la jubilación

Los planes de pensiones individuales van camino de cerrar su peor ejercicio desde 2016, ya que los reembolsos hasta septiembre superan los 230 millones. Se evidencia así el perjuicio que causó la reducción de 8.000 a 2.000 euros, en los Presupuestos de 2021, de la aportación máxima a estos vehículos deducible en el IRPF.

El Ejecutivo ahondará tan errónea política en 2022, al rebajar otra vez el tope, hasta los 1.500 euros. Moncloa sigue inmersa en su dudosa estrategia de fomentar los planes de empresa, pese al retraso que acumula (el proyectado super-fondo público de pensiones carece aún incluso de reglamento). Por tanto, con el mayor castigo a los planes individuales, sólo conseguirá desincentivar aún más el necesario ahorro privado para la jubilación.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.