Opinión

Sin soluciones para la ingente deuda pública

La deuda, una montaña cada vez más difícil de escalar

Marzo no sólo marcó un hito para la deuda pública en términos absolutos (1,4 billones) sino también en términos relativos.

 Para encontrar un pasivo equivalente al 125,3% del PIB es necesario remontarse a 1881. Pero más grave resulta la actitud del Gobierno ante este problema. La AIReF ya denunció que España, a diferencia de sus socios europeos, remitió a la UE un Plan de Recuperación sin hoja de ruta para sanear las cuentas públicas; mientras, el Banco de España alerta de que, con esta inacción, el nivel de deuda pre-Covid no se recuperará hasta 2035. Son todos avisos completamente desoídos por el Ejecutivo cuya única, y temeraria, respuesta pasa por seguir subiendo el gasto y los impuestos, al tiempo que se encomienda al BCE para que siga haciendo sostenible la deuda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin