Opinión

El alza fiscal que amenaza a Madrid

Ángel Gabilondo, candidato socialista a la Comunidad de Madrid

El candidato del PSOE a presidir la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, se muestra rotundo al asegurar que, si gana el próximo 4-M, no subirá impuesto alguno durante los próximos dos años como mínimo.

Desde el inicio, este posicionamiento del político socialista despertó dudas. No en vano, parece discrepar por completo de la simpatía que su propio partido muestra, desde el Gobierno central, hacia los intentos de Podemos y ERC de acabar con las bonificaciones fiscales de las que disfruta Madrid. Sin embargo, lo que desacredita por completo las palabras de Gabilondo es el hecho de que, en el pasado más reciente, su equipo impulsó sus propias iniciativas para subir los impuestos en esta autonomía. El 12 de febrero registró en el Parlamento regional una propuesta en pro de elevar los tributos en 1.200 millones. Para ello, no dudó en alinearse con un proyecto similar de Más Madrid, valorado en 2.400 millones. Ambos partidos confluían así en el gran objetivo de la izquierda de imponer la llamada armonización fiscal, el eufemismo que esconde el afán de subir en este territorio los tipos del IRPF, Patrimonio y Sucesiones, entre otros tributos. En total, Gabilondo estaba dispuesto a avalar una subida fiscal de 3.600 millones, 1.066 euros más para cada contribuyente.

Gabilondo reniega ahora de las alzas de impuestos que impulsaba, alineándose con Más Madrid, el pasado febrero

Con estas credenciales, las recientes palabras del candidato socialista pierden toda credibilidad y suenan a mera táctica para no perder votantes en un ámbito muy sensible para los madrileños. De hecho, incluso Pablo Iglesias se esfuerza por no entrar en el debate sobre las bonificaciones de Patrimonio y Sucesiones. Sin embargo, más allá de estrategias electorales, todo apunta a que, si la izquierda gana el 4-M, Madrid sufrirá una fuerte subida de impuestos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin