Opinión

Los daños del retraso electoral en Cataluña

El presidente de la Generalitat Pere Aragonès

El polémico retraso de las elecciones catalanas amenaza con perjuicios de calado para esta autonomía. Como las patronales Pimec y Foment alertan, se alarga la parálisis institucional (fruto de la lucha entre Junts y ERC) que tanta incertidumbre crea en empresas e inversores. Pero también habrá perjuicios para la economía y la política nacionales.

Los más de tres de meses que median hasta el 30 de mayo serán aprovechados a fondo por Podemos para volver a hacer guiños a su electorado desde el Gobierno central, impidiendo reformas y abogando por medidas populistas y radicales. El momento parar crear esas tensiones no podría ser peor, ya que la UE vigilará de cerca a España para asegurar que cumple los requisitos para acceder a las ayudas europeas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin