Opinión

Digitalización y sostenibilidad: lo que la construcción ha aprendido del coronavirus

Balance de un año difícil para la industria del cemento

Dentro de unas semanas finaliza el año que ha cambiado la vida a toda la población mundial. Un año que nadie olvidará.

Haciendo balance de lo que ha supuesto el año para mi empresa, Cement Design, especializados en el sector del cemento decorativo ecológico, creo que podríamos valorar este 2020 como un año que nos ha ayudado a definir y reforzar el camino que lleva siguiendo nuestra empresa en los últimos años de innovar, emprender y reinventarnos. Como en otros muchos sectores, el parón obligado de la vida laboral nos ha afectado tanto en el desarrollo de nuestra actividad como en la economía empresarial. En el caso concreto de la construcción, la situación de incertidumbre en la que vivimos, ha ralentizado la puesta en marcha de nuevos proyectos. De este modo, creemos que no alcanzaremos la recuperación esperada hasta 2022. Se avecinan, por tanto, meses muy difíciles, de mucho esfuerzo por parte de todos para seguir adelante.

Hemos aprendido en este año que seguir nuestro camino, nuestra filosofía de empresa, buscando cada día productos más saludables y sostenibles para el medioambiente es la mejor vía para seguir destacando en un sector como el nuestro. Nuestro compromiso con la innovación y la investigación en este campo sigue siendo firme y con ello, el de nuestros clientes, quienes demandan cada vez más, que revistamos sus espacios con productos totalmente ecológicos.

Por otro lado, debemos hacer frente a otra de las tareas que tenemos pendientes, la digitalización de nuestros servicios. Durante los meses en los que vivimos un confinamiento más estricto, gran parte del sector se dio cuenta de que no estaba preparado para responder de manera digital. Es verdad que una actividad como la nuestra requiere presencia física y es algo que no podemos cambiar, pero en Cement Design desde sus inicios siempre ha estado muy presente la digitalización ya que trabajamos a nivel internacional con 60 países y para nosotros el día a día es estar conectados de forma online con nuestros clientes, dándoles un servicio de atención continuo, cursos de formación, seguimiento post-venta… Con lo cual, este momento que ha podido ser difícil para otras empresas a la hora de encaminar la digitalización, para nosotros afortunadamente ha sido fácil, dándole continuidad a la atención que veníamos proporcionando.

Nos enfrentamos a meses complicados, con la esperanza de que la "inminente" vacuna nos arroje un poco de luz y esperanza. Mientras tanto, el papel de los que hemos resistido al temporal es el de seguir adelante, luchando y trabajando para ayudar a la recuperación del sector y por ende, de las personas y familias que trabajan en él. Estoy segura de que remando todos en la misma dirección, lo conseguiremos.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin