Opinión

Una cogobernanza ficticia con las CCAA

El ministro de Sanidad Salvador Illa

El anuncio de Madrid de que extenderá sus limitaciones anti-Covid a otras ocho áreas se topó con una reacción inaudita del Gobierno central. Éste se afanó en desacreditar la decisión insistiendo en un confinamiento total.

 La política de Moncloa incurre así en una total incoherencia. Hace meses que el Estado se autoexcluyó en la gestión de los rebrotes y delegó todas las decisiones en las autonomías, asegurando que las respaldaba incluso a la hora de decretar estados de alarma limitados. Ahora, sin embargo, desmiente esa supuesta colaboración, al no dudar en arremeter contra las decisiones autonómicas cuando no se ajustan a sus prioridades. En el clima de desconfianza que así se ha creado resulta imposible desarrollar ninguna cogobernanza real.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.