Opinión

Financiación más cara a empresas y Estados

Christine Lagarde, presidenta del BCE

El cuestionamiento que el Constitucional alemán hace de las compras masivas de activos del BCE no afecta a los estímulos que Fráncfort aprobó en marzo.

 Con todo, sería ingenuo pensar que ese programa sale indemne. Bajo la vigilancia germana, será imposible que el eurobanco amplíe su rango de adquisiciones hasta los miles de bonos de empresas que, por culpa de la crisis, están a punto de entrar en el rango de basura. Para los Estados también hay malas noticias. Uno de los aspectos que Alemania rechaza es que la compra de deuda soberana se extienda sine die como hasta ahora La financiación se va así a encarecer para empresas y países. Estos últimos, entre ellos España, tendrán así menos respaldo del BCE y deberán acometer recortes internos de gasto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin