Opinión

Las expropiaciones ruinosas de Iglesias

Las nacionalizaciones por las que aboga Iglesias tendrían un elevado coste

Las expropiaciones de bienes empresariales y particulares, a las que apuntan las declaraciones del vicepresidente Iglesias, están muy lejos de suponer alivio alguno para el Estado.

Por mucho que el Gobierno quisiera justificar estas requisas, atribuyéndoles un carácter temporal y dictado por el actual estado de alarma, la ley es clara a la hora de exigir indemnizaciones para los afectados también en estos casos. El alto valor de los bienes y servicios estratégicos en los que Iglesias focalizaría sus objetivos permite prever compensaciones multimillonarias. Si a ello se suman los daños que provocaría la ruptura de la seguridad jurídica y de la confianza internacional, el resultado sería una debacle económica comparable a la sufrida por Venezuela.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin