Opinión

Una amenaza para la inversión inmobiliaria

El vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias

Las presiones del vicepresidente Iglesias hacen que el Gobierno vuelva a plantearse una moratoria en el pago de alquileres residenciales. Si se aprobara, sería muy ambiciosa en cuanto al número de personas que ampararía, ya que en principio incluye desde afectados por Ertes a personas con hijos y mayores a su cargo.

Además, su duración sería de un mínimo de dos meses. Es cierto que se prevén compensaciones para los propietarios, pero todo apunta a que serán ínfimas (un 5%) para los grandes tenedores de viviendas, lo que amenaza con borrar el gran atractivo que la inversión en el sector del alquiler muestra para fondos nacionales y extranjeros. El mercado de los arrendamientos pagará así muy caro la concesión que Podemos quiere arrancar al PSOE.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.